lunes, 12 de noviembre de 2007

El teatrillo de la luna

Recuerdo un librito pequeño que me regalaron mis padres cuando estaba allá por 1º de EGB que se titulaba así, el teatrillo de la luna. Era un cuentecillo de una compañía de teatro que viajaba dando funciones por los pueblos. Y ahora, cuando iba a hablar de otro teatrillo, este político, me he acordado de dicho libro.

¿A qué teatrillo me refiero? Al que han protagonizado estos días el señor Z, el monarca, doña Trini y el ministro bufón, o sea, Moratinos. Y es que yo, queridos amigos, no pienso felicitar al monarca ni al señor Z, fundamentalmente porque no hay motivo. Tampoco a mi me felicitarán cuando estabilice a un broncópata, más bien al contrario.

A mi esto de que de repente el monarca y su amigo Zapatero se vuelvan buenos me huele a chamusquina, vamos, que me parece un teatrillo. No me creo esta consistencia política, esa decencia moral y ese ímpetu en estos tipos. Y no me lo creo porque yo, como futuro médico, me guío mucho por los antecedentes personales. Y en el caso de los sujetos que nos ocupan los antecedentes personales no pueden ser más desastrosos.

Siento pensar así, y lo digo por los progres. Lo digo porque hoy no opino igual que Losantos, y eso a estos rojillos de medio pelo les puede producir confusión, letargo, estupor, obnubilación y hasta coma. Pero hijos míos, las cosas son así. Federico hoy felicitaba al rey (creyendo o no lo que decía), pero yo no. No puedo felicitar al rey por varias razones:

1. Simplemente por su indecencia en otros temas nunca felicitaría a este monarca.

2. Ha sido más eso, puro impacto mediático, puro teatro que algo útil. Lo útil para España son los acuerdos internacionales que ayuden a nuestro desarrollo socio-económico, no las frases impactantes que le van a dar mucho juego en unas horas a los chicos de Aquí hay tomate.

3. El rey no quería defender a Aznar ni a España, porque no le importan en absoluto. Él es el primer interesado en continuar con este régimen despótico que lidera y que le permite vivir divinamente. Él, que abraza a hombres de paz, no tiene ya relevancia en sus actuaciones posteriores, por mucho que a priori nos puedan parecer tan magníficas.

No voy a negar que me hizo gracia la respuesta del monarca, y más si es haciendo frente a ese tirano, populista, terrorista y golpista presidente de Venezuela. Pero como dicen por aquí, no hay que mezclar las churras con las merinas (a los rojos les diré que las churras y las merinas no son grupos sociales neonacis, ni grupos de mujeres militantes del PP, ni ancianas que oyen la Cope ni nada por el estilo). Y por eso mismo a mi esta actuación ni me emociona, ni me alienta ni me hace cambiar de opinión. Esto sigue siendo un teatrillo, las cosas van mal (sobre todo en el terreno económico) y yo desde aquí vuelvo a pedir la renuncia del monarca y la dimisión del señor Z y de todo su gobierno.

8 comentarios:

Súmmum dijo...

Hombre el Rey estuvo bien, pero como unas veces da la de cal y otras la de arena ...

ZP, estuvo correcto pero es lamentable lo de sus amistades, y de esos polvos vienen estos lodos.

A Desatinos ya le dedicamos un comentario ayer.

Viendo luego al de Nicaragua, te das cuentas de la chusma que dirige sudamérica.

Caballero ZP dijo...

Estoy con tigo de que aquí tiene que haber algo mas, ni uno se vuelve respetuoso con Aznar de repente, ni el otro despierta de su profundo sueño y su complacencia con la izmierda.

Alberto Esteban dijo...

PD. Antes escuché a Jáuregui decir en Telemadrid que tiene informaciones fiables de que estaba pactado con el señor Z el numerito del rey de levantarse y marcharse.

Saludos

MMX dijo...

En fin, no puedo estar más de acuerdo contigo.

El ejemplo que pones, en cuanto a fijarse en los antecedentes a la hora de juzgar actitudes del presente, no ser más acertado.

Un saludo.
MMX

Fin de los Tiempos dijo...

Mi miedo es que no veo a Rajoy poniéndole mucho más valor a eso. Ahora, si esto le sucede a Mayor Oreja...

Hartos de ZPorky dijo...

Algo huele a chamusquina y a mi particularmente no me ha gustado esto nada, nada, nada.

Eduardo González García dijo...

Más madera!!!!!!
Qué bien que al fin tenemos titulares en la prensa extranejera. Que nos hagan falta esatas coss para llamar la atención en política internacional...

Miguel A. R. Vacelar dijo...

Sabes que soy un muy fiel seguidor/admirador de tu blog, y que comparto la inmensa mayoria de tus tus argumentos, pero siento decir que no comparto tu animadversion real. Creo que esta actitud no nos viene bien al centro-derecha liberal...

Dicho esto, si creo que la espantada estaba pactada (no asi la bronca), y que no se debe felicitar a alquien (al menos no en demasía) por hacer simple y llanamente, su trabajo.

Un abrazo!*