lunes, 28 de enero de 2008

El cambio necesario

Hace meses yo pensaba que la campaña electoral iba a ser dura, bronca y sucia. Y lo está siendo, especialmente por parte del PSOE. Pero lo que yo no esperaba, iluso de mi, es ver esta patética imagen de la izquierda lanzando promesas ridículas para conseguir votos. Está visto que como ya no hace efecto hablar de Irak, del Prestige y del 11-M el PSOE tiene que volver a los tiempos del OTAN NO, a los tiempos de las propuestas-mentira para intentar mantener la poltrona. No me olvido tampoco del autobús gratis que prometía Simancas para Madrid. Patético.

Lo que debería hacer la izquierda, para empezar, es escuchar la entrevista que le ha hecho esta mañana Juan Ramón Lucas en la radio pública a Manuel Pizarro. Así podrán darse cuenta de lo que es tener la cabeza bien amueblada, lo que es ser una persona con las ideas claras y lo que es ser algo más que un holgazán que se dedica a lanzar exabruptos por la boca como único arma electoral.

Hemos vivido los peores 4 años de nuestra democracia y creo que los tiempos más bochornosos al menos desde 1956. Estos años han sido un despropósito, una desvergüenza y una cosa bochornosa y ridícula. Por eso en este momento sólo puedo animar a los que leáis estas palabras a que votéis al PP. Olvidad si Gallardón va en las listas o no, si Rajoy es blando o no lo es, si Acebes es un aguafiestas o no. Y pensad que hay momentos en que lo único importante es desalojar del poder a un gobierno de sinvergüenzas que ha perdido la credibilidad, se ha reído de los españoles, ha traicionado a las víctimas del terrorismo y ha dinamitado el Estado de Derecho. Lo único importante el 9 de marzo es votar al PP y echar a este presidente amigo de la ETA. Y no creáis que la alternativa es tan mala.

Añado en este post dos comentarios magníficos que me dejaron dos compañeros en mi post anterior dedicado a la idiotez de los 400 euros zapateriles. La verdad es que todos los comentarios hechos son muy interesantes, pero estos dos me han gustado especialmente por ser muy clarificadores:

lindaws dijo...
Limosnas. Es lo que faltaba. Lo nunca visto. Un presidente que me ofrece una limosna. Me quita con una mano el dinero del bolso y con la otra me lo devuelve en forma de limosna. Anda, tómate un café con estos 400 Euros y no dejes propina que se dispara el IPC (le ha faltado decir a este señor), pero no te olvides de tu Señor... No quiero limosnas y menos que me roben. No quiero que un señorito me insulte intentando comprar mi voto precioso voto con unas baratijas. No Señor. Me niego. No quiero limosnas. Quiero que no me mienta. Quiero facilidad para ganar más dinero. Que mi poder adquisitivo supere poco a poco la subida de los precios y no al contrario. Quiero que aplique la leyes o bien las anulen. No a las limosnas. Sí a los sueldos decentes para los que se lo merecen. Dígaselo por favor Señor Rajoy. Es usted mi representante. Dígale que no quiero limosnas y menos con mi propio dinero. Quiero me trate con RESPETO

Caballero del Diablo dijo...
Pues es verdad, son todos unos mentirosos y ahora pretende ZP comprar votos diciendo eso ¿Para qué? para que luego salga elegido de nuevo presiente y volvamos a lo mismo, sin cumplir lo que dice. Ningun politico es capaz de cumplir sus proyectos electorales, solo pretenden derribar al contrario y permanecer siempre en el poder a costa de engañar al pueblo. Habría que hacer algo para acabar con la politica pero creo que seria complicado.

3 comentarios:

Harto dijo...

Hay que acabar con la clase política actual. Cuanto más tardemos peor. Gran entrada.

Juan dijo...

Esperate que todavía queda mucha campaña y muhastonterias por decir.

Por cirto Alberto, ¡ese color de letra mata! jeje

Saludos

Alberto Esteban dijo...

Tienes razón Juan, jeje, el color no es el adecuado. Ya lo he cambiado de verde pistacho a verde oscuro...

!!No quiero ser responsable de que aumenten las visitas al oftalmólogo!!xD

Pero después del examen de Medicina Preventiva de esta mañana uno olvida lo estético.

Saludos