lunes, 25 de agosto de 2008

Chantajistas profesionales

Parece que hay algunos idiotas de cuota que no se acaban de enterar, o no se quieren enterar, de que el concepto de democracia va más allá del mero hecho de poder votar en unas elecciones y sobarle las nalgas a la Bernarda en medio de la plaza del pueblo. La democracia, como gobierno del pueblo que se supone que es, es mucho más que eso. De hecho es un concepto sinérgico, en el que la suma de las partes es más que las meras partes por separado.

Yo no conocí, evidentemente, ni la dictadura de Miguel Primo de Rivera, ni la dictadura de la II República, ni la última guerra civil española ni siquiera la dictadura del general Franco. Pero si he vivido en esta democracia de papel de cebolla en que el "esto es lo menos malo" y el "ya no os acordáis de Franco" han servido para amodorrar a los ya de por sí lelos y genuflexos hispanos. Hemos pasado de una dictadura en las formas, en los 60 ya no tanto en el fondo, a una democracia en el fondo, pero que desde 1982 no es tal en las formas. O mejor aún, que desde su propia génesis está corrupta, viene manchada por un pecado original que ningún bautismo será capaz de borrar.

El motivo principal que hace que en España tengamos una democracia no democrática, o una tiranía votable, es la mera existencia de los nacionalismos. ¿Alguien se imagina en EEUU unas elecciones con un Obama, un McCain y los Rovira, Ibarretxe y demás bufones de turno? No, es algo inconcebible en un país moderno y desarrollado... menos en España (partiendo de la premisa de que España es un país desarrollado). Y no vale lo de "Spain is different" porque USA también lo es. No todo lo diferente es bueno, y en el caso de España es malo, nauseoso, pésimo, ridículo y soez. Si viviera Valle-Inclán iba a tener pesimismo de la realidad nacional para tres docenas de luces de Bohemia y otras tantas de los cuernos de don Friolera.

¿Qué le deben los partidos "nacionales" al nacionalismo? Podría parecer que le deben el poder. Sin embargo, tras el paso de las mayorías absolutas ningún partido ha modificado la ley eletoral para colocar a esos partidos y a sus dirigentes en el lugar que les corresponde, o sea, supuestamente en el Senado. Digo supuestamente porque si por mi fuera el Senado, la monarquía y las comunidades autónomas se iban a ir al garete, más que nada porque uno aborrece la burocracia de las instituciones inútiles. Pero antes de eso es imprescindible obligar a los nacionalistas a estar donde tienen que estar. No, señores políticos, no hay que hacerles comprender nada. De la irracionalidad no puede surgir la razón. Pero es función de las instituciones del estado preservar el propio estado de derecho y la estructura que lo compone.

Financiación los lunes, aeropuertos los martes, autodeterminación los miércoles, lengua los jueves y folklore los viernes. Y en algunos casos dejamos el terrorismo financiado por los poderes públicos para el fin de semana. ¿No es vergonzoso? Todos estos individuos que dinamitan el estado de bienestar y de derecho que los "setentaiochistas" eligieron para este país deberían estar inhabilitados y en muchas ocasiones encarcelados. Sin obviar que sus partidos deberían estar ilegalizados por ser menos democráticos dentro de nuesta antidemocracia que el PCTVo que la propia Batasuna.

Si un señor que tiene un cargo público no por oposición, no por concurso, sino por extorsión y lavado con espuma activa a no más de 2 millones de españoles, insulta, veja y arremete contra el resto de la ciudadanía y las instituciones (cerca de 42 millones de personas), lo mínimo exigible es una respuesta política, social y judicial contra el mismo. Pero inexplicablemente en Ex-paña no es así. Aquí todos callan y rezan para que no les pregunten... no pueden criticar a unos señores que mañana con sus escaños, inflados e hinchados, les pueden otorgar el tan ansiado poder.

Hace meses yo pedí la supresión de la autonomía vasca y catalana hasta que las cosas se "enderecen"... pero me quedé muy corto. Seguir tolerando la existencia política de estos chantajistas de profesión sólo lleva a la radicalización, es decir, a que dentro de los partidos teóricamente nacionales haya una copia a esta forma de vivir y de oprimir. ¿Cuál es la única forma de chupar, succionar, absorber y adsorber de las arcas públicas? Hacerte nacionalista, o sea, chantajista, extorsionador y ladronzuelo al estilo de las novelas de Alejandro Dumas. Así aparecen los Montilla, los Estarás, los Touriño y toda esta gente que actúa de forma contraria a lo que piensa, pero que sabe que esta es la única forma de estar en el candelero, que no en el candelabro como diría algún periodista del "cuore".

Si siguen permitiendo este chantaje (responsabilidad de Mariano y sobre todo de Zeta, que es quien gobierna) la asimetría del estado, que ya existe, seguirá aumentando hasta la ruptura o la balcanización. No es hablar por hablar, que diría la bella Cristina Lasvignes, es observar. Ha pasado en el este de Europa, siendo la situación muy diferente. Y pasa en esta España que ya está rota en la práctica. La gente no ve tal ruptura, sobre todo porque es idiota. Pero el funcionario de justicia burgalés cobra menos que el tarraconense, el niño tinerfeño recibe unas vacunas distintas al niño vigués y la seguridad de un bilbaíno es diferente a la de un gaditano. Piensen lo que quieran pero la ruptura de España no es algo macroscópico, o sea, que te asomes a la calle y veas los trocitos de la placa euroasiática en el fondo de una fran grieta. Es una ruptura microscópica que tiene su brillo principal en las instituciones y que es perfectamente escondido por los medios televisivos, única fuente de la que bebe el españolito de a pie, tonto como él solo.

El día de mañana vendrán los lloros, como los de los malos estudiantes en junio. El día de mañana en España no vendrá ni un euro de fuera, porque no habrá España, no habrá competitividad, porque no habrá castellano como lengua y entonces vendrán los gobernantes con el cepillo a pedir solidaridad y entendimiento. Pedirán comprensión y esfuerzo común, voluntad y demás pamplinas a los españoles para "recomponer" el desaguisado. Pero ese día, cuando llegue, habrá que salir corriendo, como diría el amigo Pazzi.

6 comentarios:

Miguel A. dijo...

Todavía así, el Estado de bienestar es un timo progre que a mí personalmente me repele. Estado social, de bienestar...

Un saludo

Andrés Álvarez dijo...

Bueno, la II República no fue una dictadura, de iure nunca y de facto al menos hasta el 19 de Julio de 1936.

Por otra parte el Senado es necesario, tanto como cámara de reflexión como de representación de los territorios.

Respecto a la suspensión (para suprimir haría falta una reforma constitucional agravada)de las autonomías, yo abogo por suspender todas las autonomías mientras las cosas no se arreglen.

Por lo que respecta al conjunto del artículo estoy de acuerdo. Pero para librar a la nación entera de las ataduras que la oprimen se encesita un Estado nuevo. Y creo que ambos sabemos que tipo de Estado necesita nuestra Patria...

Saludos y espero que sigas escribiendo de vez en cuando.

H dijo...

Por si acaso tengamos el pasaporte a punto.

Tumbaíto dijo...

No te preocupes, Alberto; caerán como cayó la morería.

huelga general dijo...

gracias por tu comentario, seguiremos luchando y organizando la primera huelga general de autonomos, pequeños empresarios, estudiantes, jubilados,asalariados y funcionarios sin sindicatos.
HUELGA GENERAL EXTRA SINDICAL EL 31 DE OCTUBRE DE 2008

Jorge Castrillejo dijo...

Que alegría volver a leerte, y además con una muy buena entrada.