jueves, 28 de agosto de 2008

¿Dónde está Herrera?

Publica hoy El confidencial una información firmada por José L.Lobo en la que se nos cuenta un nuevo caso de corrupción que ha salpicado al gobierno regional de la Junta de Castilla y León. Transcribo literalmente la información:

"Cuatro de los seis altos cargos de la Junta que ya han sido destituidos habían obtenido licencias para levantar varias plantas de energía solar en la localidad vallisoletana de Torrecilla de la Abadesa. Lasarte, en concreto, logró 11 concesiones para crear otros tantos huertos de casi 500 paneles solares cada uno, varios de ellos en terrenos que son propiedad del jefe de Tesorería de la Consejería de Hacienda, Manuel Ballesteros. También la responsable de Fomento en León, Ana Suárez, y el de Industria, Emilio Fernández Tuñón, obtuvieron concesiones de forma irregular en esa misma localidad".

La Junta lo ha negado (¡¡ohh sorpresa!!), pero ya se sabe que la negación es como la ratificación del entrenador, que es el paso previo a su destitución. Por tanto y según parece varios miembros de la Junta de Castilla y León han cometido graves irregularidades "metiendo la mano" en las arcas públicas, en este caso con concesiones más que dudosas y un evidente tráfico de influencias. En todos los sitios cuecen habas, maldito favismo, pero no por ello hay que dejar de denunciarlo.

Por otro lado tengo que dar la razón en este asunto al PSOE de Castilla y León y a su dirigente Óscar López, que decía lo siguiente al respecto de este asunto: "Herrera y el PP se están burlando del Parlamento autonómico, porque se niegan a dar la cara para tranquilizar a los ciudadanos y lavar el nombre de muchos empresarios honestos que han invertido en el sector de las energías renovables".

Y es que el PP ha usado en este asunto la estrategia socialista de impedir la comparecencia parlamentaria del presidente de la Junta. Son los presidentes, en este caso Herrera, los que eligen y vetan a las personas que ocuparán los distintos cargos de responsabilidad dentro de los órganos de gobierno. Por tanto, y aunque ellos no sean directamente implicados, lo mínimo que se puede exigir a Herrera y a la Junta de Castilla y León es una comparecencia parlamentaria para explicar este asunto, así como la apertura de una comisión parlamentaria complementada con una investigación judicial. Y si se confirma este caso de corrupción, corrupción hexacanta, depurar las responsabilidades que correspondan.

Lo que demuestra esto una vez más es lo mucho que tienen que esconder los partidos políticos y lo desaconsejable que es la perpetuación en el poder de un determinado partido o personaje político, que antes o después acaba sucumbiendo a la tentación metiendo la mano en la caja. Teniendo después la indecencia de negarse a comparecer ante las instituciones teóricamente democráticas para dar explicaciones. Lo tantas veces dicho... si esto es una democracia, ¡¡Que baje Dios, Aristóteles o quien quiera y lo vea!!

El ejemplo supremo de esta desfachatez la muestra continuamente Zapatero con la crisis económica. Él, que tanto vociferó contra el PP por las no comparecencias en el Parlamento, ahora se dedica a vetar (bueno, su partido) la comparecencia del presidente del gobierno. ¿Y todo por qué? Para evitar que se les manche el traje de seda y se vea perjudicada su tan rimbombante reputación.... ¿O será que aún no quiere volver de sus aristocráticas y nada socialistas vacaciones?

Pues señor Juan Vicente Herrera Campo. Como ciudadano de Castilla y León estoy ansioso de ver las explicaciones que da su partido y usted mismo. Si no quiere usted verse implicado (parto de la base de su integridad política), por favor, de la cara, ya que usted es el presidente y responsable de estos individuos. Y si se demuestra su implicación no tiemble, fulmínelos y sea el primero en acudir a los tribunales para denunciar esta falta de vergüenza. ¿O es qué pido demasiado?

7 comentarios:

Miguel A. dijo...

Para mí ya son todos iguales. Mira, el PP en Valencia es igual de intervencionista - o más- que el PSOE. Y así otros tantos lados. Galicia, por ejemplo.

Un saludo

ANAROSKI dijo...

Para nada, la honestidad no debiera estar reñida con la política y ya lo dice el refrán el que calla otorga, aunque a lo mejor piensa que el que se excusa se acusa, en fin, a estos politicos no hay quien los entienda, y mientras tanto nosotros sufrimos sus consecuencias.

Un saludo.

anaroski.blogspot.com

Draco dijo...

Joer, pides demasiado.

Tú lo has dicho: Si esto es una Democracia, venga Dios y lo vea.

Terzio dijo...

Sólo para decirte-escribirte que me alegro que hayas vuelto a publicar en el blog.

Salutem!

-

Caballero ZP dijo...

Desde luego vergonzoso todo y como no el comportamiento del PP, se ve que nosotros lejos de parecernos a los sectarios que tantas veces nos han criticado, sabemos estar del lado de la verdad.
Saludos

ICE MAN dijo...

Desde hace tiempo, los políticos que nos gobiernan me dan asco, cuando les veo me dan unas convulsiones epigástricas.......Herrera es uno más, todo esto es una broma de mal gusto, los partidos están manejados cual clanes mafiosos y son las familias locales las que mueven los hilos. LISTAS ABIERTAS YA!!!!

Piru dijo...

Herrera es un PPlele más. Y si no, mira lo que han hecho en EpC (vulgo, Formación del Espíritu Nacional).