lunes, 31 de agosto de 2009

Sopena encantado con Ignacio Villa

La verdad es que hoy el riguroso y puntilloso periodista de la cadena católica Cope tiene que estar absolutamente decepcionado con su debut en las mañanas radiofónicas. Con una presentación cutre copiada a Antonio Herrero y omitiendo el pasado reciente, signo inequívoco de la ruptura que supone y de la necesidad de hacer olvidar lo imposible, el ínclito periodista madrileño ha comenzado su andadura, huele a breve, en La Mañana de Cope.

El viernes Ignacio Villa, entrevistado por Arjona en el programa "Noches de sol" afirmaba que él al frente de los micrófonos episcopales iba a cambiar el tono, iba a fomentar el análisis en profundidad, desde la pluralidad, y sobre todo iba a evitar el insulto. Y es que la forma más inteligente que tiene Villa de sobreponerse a la audiencia losantiana es no usando el estilo directo de Federico, o sea, supuestamente, no insultando.

Quien tiene memoria es un privilegiado, y Villa, que siempre ha sido un cuadriculado y un petardo, no tiene. No tiene porque él ha sido uno de los periodistas más rancios del panorama periodístico de la primera legislatura Zapatero. Los mayores enfrentamientos dialécticos, y con Carlos Carnicero casi físicos, han sido protagonizados por Villa. Él ha sido un altavoz de las consignas de Federico, eso sí, sin gracia, con monotonismo y de una forma cansina.

Villa tratará de hacer un programa plural. No sabemos si será el Villa de 59 segundos que defendía la investigación del 11-M, el Villa que culpaba a Zapatero de todos los males del mundo en el programa Madrid Opina, el Villa que se peleaba con todos en algún programa de la Sexta o de TV3, el Villa que se situaba más a la derecha de la derecha discrepando con Esther Palomera las tertulias de La Linterna... o el Villa de esta mañana en la Cope.

Para ver que bien le ha sentado a la izquierda putrefacta esta bajada de pantalones de la Conferencia Episcopal Española, reproduzco íntegramente lo que dice hoy en El Plural Enric Sopena sobre la nueva Cope de Ignacio Villa.

"Villa ha arrancado esta mañana el nuevo espacio, en el que sustituye al polémico Federico Jiménez Losantos, y ha apostado por la libertad de información y la defensa del ideario de la COPE. Además de a Soraya Sáenz de Santamaría, ha tenido como invitado al portavoz del PSOE en el Congreso, José Antonio Alonso. Aunque Villa ha asegurado que están donde siempre, algo ha cambiado en la COPE. ¿Habría sido posible entrevistar a Sáenz de Santamaría y a Alonso con Losantos? Seguro que no".

Sobre Sopena no hablamos porque no merece la pena... pero yo de Villa estaría preocupado. Desde mayo de 2008 la derecha de chicle ha conseguido que María Antonia Iglesias elogie a Rajoy y que Enric Sopena elogie al programa de cabecera de la Cope. Cualquier día lo tenemos compartiendo mesa y mantel con Alí Babá Nacho Villa y sus cuarenta tertulianos. Pero esto es lo que querían muchos, un programa en que tan pronto cierras un ojo con Alonso como cierras el otro con Sorayita. ¿Y esto es que la Cope sigue siendo la de siempre? Como no sea tomando como referencia el programa de la señora Schlichting...

9 comentarios:

Juan dijo...

No se puede decir mejor.
saludos
Dazibao

Miguel A. dijo...

Pues yo creo que la cosa va a ir a peor... Villa siempre ha sido rancio, era cansino escucharle. Pero para comentar las noticias no lo hacía mal. Pero desde el año pasado se advierte un cambio en sus formas... él sabrá lo que hace. Y la COPE ídem.

Un saludo

Benito García dijo...

Haber, ¡cuántas acciones de LD tienes!

Winston Smith dijo...

Yo lo escucho (como escuchaba) de 7 a 7.45 y verdaderamente esto parece un boletín de RNE de toda la vida, con desconexiones regioniales para el tiempo y esas cosas. Esperaba otra cosa. Si tengo que destacar algo es que ha desaparecido los 3 o 4 minutillos de deporte (en ese horario) en el que siempre se hablaba del... madridismo de Federico.

Samuel dijo...

Ha sido una equivocación en todos los sentidos. Para empezar, los directivos de la COPE han tirado por el retrete la filosofía de que unas voces son más aptas para por la mañana y otras para por la tarde o por la noche. No es sólo el estilo, es que Villa es mucho más hábil dirigiendo un programa de noticias breve que tratando de despertar a los españoles por la mañana.

Otro de los errores fundamentales, como bien señalas, es que Villa está dando carpetazo a Jiménez Losantos. Si él cree que con eso le hace daño a él y marca las distancias, se equivoca; se hace daño a sí mismo, pues nos toca olvidar la cantidad de veces en las que él se ha saltado la "corrección", la "educación" y las "buenas formas". Es un cambio de chaqueta que lo deja muy mal, ya de entrada, ante los oyentes de toda la vida.

Quizás lo único positivo, en mi opinión, es que ahora los políticos de izquierda sí que aceptan dejarse entrevistar en la COPE. Pero, ¿a qué precio? ¿no existe un término medio, donde el periodista conserve la independencia y al mismo tiempo logre que le respeten lo suficiente como para poder ofrecer a sus oyentes una información más completa? En los últimos años, parece que no; se diría que han puesto una especie de listón a partir del cual el medio ya se convierte en un apestado. Y ese listón lo comparten tanto políticos como periodistas; una especie de pacto de deportividad, que conserva a cada uno en su sitio, con una crítica medida en decibelios y lo suficiente previsible como para que encaje en los modos de actuación de los partidos políticos. Si no se le puede coger la puntilla, por querer ser demasiado libre, acaba desbordándose del panorama mediático. Horrendo.

Eso, y quizás los análisis de Juan Carlos Girauta y de De Prada -¡aunque tiene voz de cura!- es lo único que puede salvarse de la nueva COPE. Lo demás, tremendamente ordinario.

Saludos,

Samuel.

Alberto Esteban dijo...

Coincido en lo de las únicas dos cosas salvables. Sin embargo creo que tener a De Prada, que en según que cosas discrepo abiertamente con él, en todos los programas de la casa como "estrella" roza la exageración.

Saludos

ZapatoVelozz dijo...

Adios Cope adios!

Cuando den los resultados del próximo EGM a los obispos se les van a poner de corbata....Calculo que Cope perderá alrededor del millón de oyentes.
Que les den...

Saludos.

pcbcarp dijo...

Si, si. Ya se echa de menos eso de empezar el día encabronado contra el mundo. Va a haber que buscar solución; sobre todo la Conferencia episcopal, que se va a quedar sin oyentes

Alberto Esteban dijo...

¿Cuántas acciones tengo? Ojalá que tuviera trescientas o cuatrocientas, sería una fuente fenomenal de ingresos...

Saludos