domingo, 4 de enero de 2009

El chollo-MIR español

¿Alguien se pensaba que el efecto llamada de Caldera era algo puntual y sin efectos en el futuro?¿Alguien se pensaba que la crisis económica sólo afectaba a los países de la Unión Europea y a EEUU? Pues no. Y España, líder en solidaridad laica, acaba de conseguir en este 2009 un nuevo record en la solidaridad internacional. Una solidaridad que, regocijáos, se va a sufragar con el trabajo y el sudor de nuestras frentes, axilas e ingles.

De lo que hablo es del sistema MIR. El sistema MIR fue una auténtica revolución, especialmente desde 1995, permitiendo que los especialistas españoles fueran unos de los mejores formados del mundo. Un sistema equitativo con un examen oposición que permitía alcanzar la excelencia en nuestro sistema sanitario. Pero los tiempos han cambiado y el sistema MIR empieza a verse afectado por un grave problema, que puede llevar a su absoluta defenestración.

Según los datos del Ministerio de Sanidad y Consumo somos 11.325 los que teóricamente el próximo 24 de enero vamos a realizar el examen MIR, un 5,13% más que el año pasado. Hasta ahí todo es de lo más normal. Pero cuando uno ve los datos desglosados (consultar el Blog de Gangas, un maestro de la estadística, para el que tenga curiosidad) se queda atónito. Este año nos hemos matriculado para el examen MIR 7.215 españoles, casi un 10% menos que en la convocatoria anterior. Sin embargo este año se han matriculado 4.110 extranjeros, casi un 30% más que el año pasado. El incremento global de las plazas de formación ofertadas respecto al año anterior ha sido de un 4,3%.

Estos datos son escandalosos. España se está convirtiendo en un foco al que acuden cada vez más extranjeros. El MIR es un auténtico chollo, y como conseguir plaza es algo muy muy fácil, el dinero está asegurado, a costa de empobrecer y socabar el nivel y el prestigio de la sanidad española. Pero, ¿Cuál es el perfil del extranjero que viene a España a realizar el MIR?

Según los datos del Ministerio sólo 459 de esos extranjeros son comunitarios, es decir, personas que pueden tener una formación de fiar. Por otro lado 3.663 son extranjeros no comunitarios, siendo Colombia, Bolivia, República Dominicana, México, Perú, Venezuela y Argentina los países de los que proceden su inmensa mayoría. Vamos, media Sudamérica inscrita en el MIR con el afán de conseguir, en muchos casos de usurpar, una plaza pública de formación con un sueldo público.

Muchos podrán decir que no entienden las razones para esta denuncia que hago en este artículo. Muy fácil. El año pasado hubo multitud de opositores extranjeros que obtuvieron plaza como residentes con puntos negativos en el examen MIR, es decir, hay algunos residentes que te pueden atender mañana en urgencias cuyo nivel en el examen fue de -13 puntos netos... cuando cualquier estudiante de medicina español al acabar la carrera podría sacar, antes de comenzar la preparación del MIR, en torno a +50 puntos netos. Un escándalo.

Este año el Ministerio no va a permitir coger plaza a aquellos que tengan puntos negativos. Pero vamos, que si tienes 1 pregunta acertada de 250, sin contestar a nada más, ya puedes coger una plaza...y como siempre sobran plazas en las convocatorias actuales... pues blanco y en botella.

Dicen las estadísticas que después el 30% de los extranjeros no comparecen en los actos de asignación de plazas. Pero hay un 70% de ellos que sí. Y conviene recordar que en el cómputo global de la puntuación MIR el expediente pesa un 25%, y las estadísticas dicen que los extranjeros tienen de media un expediente mucho más alto que el de los españoles. Así que no sólo no están formados, no sólo les han regalado las notas, sino que además vienen y le quitan una plaza a un español que, aunque tenga peor expediente, ha sido formado en facultades acreditadas y homologadas con parte del dinero de todos los españoles.

Pero no sólo es eso. Es que parte de estos extranjeros no dominan el castellano. Parte de estos extranjeros son responsables del enlentecimiento de los servicios de urgencias. En muchas ocasiones los extranjeros merman la calidad docente, asistencial e investigadora de los hospitales públicos. Y ellos siguen cobrando los 1.091 euros brutos de salario base que cobra un residente de primer año (más las 5-6 guardias correspondientes) sin que haya penalizaciones o premios por su buen o mal hacer.

Cuando un sistema concebido para la excelencia empieza a flexibilizarse para tratar de paliar las demandas del mercado, el único futuro que se le ve a esto es la quiebra. Mientras los médicos españoles se van a raudales, nosotros acojemos para atender la sanidad pública a incompetentes de toda índole. Conviene que estas cosas se sepan, y ojo, esto nada tiene que ver con xenofobia o chistes similares. En EEUU para ir a formarte necesitas muchos méritos y dinero... pero en España lo único que necesitas es pagar los 30 euros de las tasas del examen MIR que, pase lo que pase, te van a llevar a un puesto remunerado en la sanidad pública.

4 comentarios:

Miguel A. dijo...

¿Y no vienen cubanos?

Mike dijo...

Me ha gustado que nombres la palabra "excelencia". Está proscrita hoy día.

gracias por tu revelador artículo.

GRECCO dijo...

Con mucho respeto difiero de tu opinión, en tu artículo dejas ver un panorama sombrío, como que ser médico fuera fácil en Sudamérica, solo para que tengas una idea, en la U. de Guayaquil en Ecuador, debemos estudiar seis años, a los cuales se les suma otro año de internado rotativo obligatorio, en total son 7 años para poder graduarte como médico, además para poder tener licencia y ejercer necesitas completar otro año mas de medicatura rural o comunitaria como quieras llamarle, en total 8 años para recién poder ver como ganar un posgrado que es bastante difícil conseguir, sobre todo si vienes de una Universidad estatal, donde la selección es al máximo y las piedras en el camino son muchas, en fin nadie te regala nada, como en todos lados, a mas de esto suma el maltrato psicológico que se ve en los primeros años de carrera. No veo cual es el problema con competir, no teman a eso, si eres bueno lo podrás demostrar en un examen sin problema, acá hay el curso CTO que prepara médicos para rendir el MIR, muchos lo han aprobado sin problema. En el caso de Estados Unidos, pues te digo que muchos ecuatorianos han logrado entrar a ese sistema, rindiendo los steps, así que eso deja claro y confirma que la medicina, cuando se la estudia bien, y con compromiso por ser excelente es la misma en cualquier parte del mundo. Un saludo...

Alberto Esteban dijo...

Desde mi humilde opinión el sistema español no puede asumir a todos los médicos que exponencialmente vienen cada año a hacer el MIR. En primer lugar porque inviertes mucho para que esos profesionales formados después se marchen en su mayoría. En segundo lugar porque eso empobrece la calidad del sistema sanitario español. y en tercer lugar, y lo que es gravísimo, es la homologación indiscriminada de títulos. No es lógico homologar títulos a médicos extranjeros que han estudiado en un sistema absolutamente diferente y que por definición tienen una preparación diferente. Hacer un buen MIR no significa nada, pq es cuestión de memorizar libros. Al tiempo pero esta laxitud empobrecerá el sistema sanitario español.

Saludos