lunes, 5 de enero de 2009

El timo de la estampita de Mayor Oreja

Hoy por fin Rajoy ha puesto el huevo, y el elegido para asombro general (mañana de hecho es portada de los diarios europeos y estadounidenses más importantes) es el ex ministro de interior Jaime Mayor Oreja. Me da igual que me da lo mismo, no pienso votarle.

Pero más allá de por qué Jaime Mayor se ha prestado a ser cabeza de turco, cabe analizar el porqué de esta decisión del "finger president" del PP, Platero Mariano. En otros tiempos nos creeríamos que lo ha hecho por el bien de Europa, de España, de los españoles y esas cosas. Pero viendo su trayectoria en los últimos meses, vamos, un auténtico coñazo, pues toda sospecha de estrategia es poca.

Rajoy sabe muy bien que el PP va a perder las europeas. No va a producirse un voto de castigo al PSOE por la crisis, más bien al contrario. Parte de la población no va a encontrar motivo para ir a votar y de los que vayan habrá más voto de castigo al PP, que se vaya a C´s o a UPyD, que voto del PSOE que se vaya al PP. López Aguilar frente a Mayor Oreja, ex ministro frente a ex ministro. No me causa ninguna emoción.

El análisis de la cúpula de chicle de naranja del PP es que, a sabiendas de que la derrota es inevitable, había que idear una estrategia que les permitiera salir lo más airosos posibles del desastre europeo. Por eso, poner un candidato nuevo, de la nueva línea marianista, del tipo Moragas, Mato o gente de este pelaje, iba a ser un duro varapalo para los intereses rajoyescos. Es decir, si pierden con un caandidato de Rajoy ("de su propio equipo") el desgaste iba a ser mayor que si el candidato es un hombre de la vieja guardia.

Así que lo menos malo para Platero Mariano era la continuidad de Jaime Mayor. Si el PP pierde por la mínima Mariano evitará una crisis monumental, y siempre puede aferrarse a que Jaime Mayor es un candidato de tiempos de Aznar, del pasado. Y más aún. Si el PP sufre una devacle en las europeas Mariano lo tiene fácil, la culpa es del último superviviente que queda del aznarismo, con el permiso de Arenas, en el nuevo PP de chicle de naranja. Eso reforzaría su idea de que el cambio es necesario. ¡Con Rajoy, tras echar a medio partido, es posible!

Más aún. Rajoy quiere apagar el fuego que ha encendido en la derecha a costa de Jaime Mayor. Sabe muy bien que hay parte del electorado del PP que amenaza con no votarle, en muchos casos es más algarabía que realidad. Pero al fin y a la postre hay más posibilidades de conservar el voto tradicional del PP con Jaime Mayor que con un candidato nuevo "centrista". Para la maldad Rajoy es un lince. Y ese mérito se lo reconozco porque en parte, le va a salir bien la jugada. Salvarse del hundimiento del Titanic no es moco de pavo.

Leía antes en un blog de la red antiZP una afirmación de este tipo: yo votaré a Jaime Mayor, el voto de castigo se lo daré en las municipales y autonómicas...¡Ja! Menuda chorrada. Cuando lleguen las autonómicas en 2011 nadie se va a cordar de que Platero Mariano nos mandó irnos al partido liberal y al partido conservador. Sin embargo él, gracias a estas actitudes tan blandas como el propio PP, se va a "consolidar" en el liderato genovés. Y esto a priori no debería preocuparnos a los no afiliados, pero como su consecuencia es la mayoría absoluta de Zapatero en 2012 pues la cosa no es tan bonita.

Cuando el PP pierda las vascas, el PP hablará de consolidación tras el cambio en la dirección del PP vasco. Cuando pierda un par de escaños en Galicia hablarán de que, habiendo ganado las elecciones, no han podido gobernar por los pactos entre los pérfidos socialistas y los independentistas gallegos. Y cuando pierdan las europeas, con mucho menos margen del esperado, hablarán de la necesidad de girar definitivamente al centro y borrar del mapa todo resquicio de aznarismo. Más aún, hablarán de que el PP ha sabido superar la crisis, unirse frente a las adversidades, establecer la base de un futuro partido de gobierno...bla, bla, bla... vamos, que Rajoy salvará el escollo. Y eso sólo lo podía conseguir con un cabeza de turco en toda regla. En este caso el elegido no es ni Zougham ni Federico Jiménez Losantos, es Jaime Mayor Oreja.

7 comentarios:

Martha Colmenares dijo...

Este nuevo año que comenzamos nos obliga a continuar nuestras luchas, y lograr el alcance de las metas para vivir en armonía, en paz y en libertad.
Quiero agradecerte Alberto, tus palabras de apoyo, tiene un precio invalorable. Para mí ha sido de gran satisfacción la hermandad desde nuestros blogs y a su vez estímulo para seguir adelante.
Abrazos
Martha

GUIS dijo...

Publicaba El Mundo una encuesta en la que se ve un claro trasvase de voto del PP a UPD.

Las encuestas dan a Rosa Díez un resultado superior al de IU, lo que dice mucho del trabajo de derribo realizado por Llamazares durante largo tiempo, y reflejan que Mariano ha errado en su estrategia de captar el voto de la izquierda mas moderada.

Ahora recupera a Mayor Oreja y parece que resucita a Acebes, enterrado por los Pons y Sorayas no hace mucho tiempo.

Un batacazo en las Europeas sería la mejor de las opciones para un PP en peligro de extinción.

Miguel A. dijo...

Yo tengo un análisis parecido al tuyo. Creo que esto es ser cabrón por detrás; le va a dar a Mayor su merecido por montar el pitote con San Gil.

lujaban dijo...

¿Y si no pasa eso y al Mariano le sale el tiro por la culata?
¿Y si eso sirve para plantear una refundación con Esperanza a la cabeza?
¿Por qué no puede ser?
Yo,en mi blog, ya he diseñado gobierno...

Caballero ZP dijo...

Coincido en tu análisis, sin ir más lejos yo mismo ejerceré mi particular voto de castigo al PP en las europeas.
Feliz día de Reyes.

ICE MAN dijo...

Coincido también, les van a dar por saco a estos maricomplejines

un saludo

Falete dijo...

cada vez me acuerdo más de la carta de Pedro J, ''el sindrome poulidor''. nuestra clase politica está enferma y mariano rajoy le ha cogido el gusto al hospital...
me parto cada vez que le veo enzarzado en el congreso, con las sonrisas cómodas de Zapatero. entonces tambien me acuerdo de una máxima de jose maria garcia: ''mariano, tienes la virtud de llegar y no manchar; pero también el defecto de llegar y no limpiar''
saludos.