jueves, 25 de junio de 2009

Bárcenas, el valido de Mariano

El Tribunal Supremo tiene indicios de que el tesorero del partido popular, Luis Bárcenas, es un delincuente. Si este asunto ha llegado a tan altas instancias (no tanto así de momento el archifamoso caso Gürtel) por algo será. Y si el Supremo se moja queriendo investigar a Bárcenas, será que hay muchos datos que indican que este militante y jerifalte del PP es un chorizo.

No hay que olvidar en ningún momento que lo que cobra Bárcenas, al igual que lo que cobra Leire Pajín o el megaman de la política gallega Javier Dorado, proviene en su mayor parte de nuestros impuestos. Los militantes de base ayudan a financiar sus partidos, pero las fuentes de financiación conocidas más importantes provienen del erario público. Por tanto Bárcenas no deja de ser un seudofuncionario que cobra un sueldazo gracias a lo que paga yo de IVA al comprar el pan, por ejemplo. Y eso ya sería suficiente para pedir responsabilidades.

Luego hay otro agravante, y es que este señor es tesorero del principal partido de la oposición, y no precisamente desde ahora. Parece ser que este señor es una de las viejas glorias populares en la sombra, del estilo del eterno organizador de campañas y marido de la infable ex ministra Celia Villalobos, es decir, el señor Arriola. Por tanto la gravedad del asunto es mayor, porque este señor no sólo ha delinquido en nombre propio, sino que también lo ha hecho como representante económico del partido popular y parece que desde hace unos cuantos años. Las subvenciones públicas pasan por Bárcenas... lo que no sabemos es si también pasan por su cuenta corriente o no. Tengo un gran interés por saberlo.

Pero si esto es grave, muchísimo más grave es la actitud del impávido Mariano Rajoy, que con su silencio está protegiendo y respaldando a un delincuente. Cabe inferir pues que si Bárcenas es condenado y se prueba que es un sinvergüenza Mariano debe ser coherente consigo mismo y marcharse a su casa. Cuando uno respalda a otra persona personalmente, en caso de que se demuestre que el otro es un chorizo no sólo cae el otro, sino que caen los dos. Aunque no siempre es así. Recuerdo que Luis del Olmo "ponía la mano en el fuego" por el alcalde de Ponferrada y luego este señor fue condenado... y de Luis del Olmo y su fuego nunca más se supo.

Dice la prensa que dentro del PP hay un gran malestar, ya no porque Mariano respalde a Bárcenas, que también, sino por el silencio y por ende el ridículo que está haciendo el partido popular. Callarse nunca es un buen método, una buena estrategia, ni siquiera cuando se han ganado las europeas. Así el señor Rajoy demuestra dos cosas: o que tiene algo muy gordo que ocultar o que es un inútil y un idiota.

¿Qué gana Rajoy y qué gana el PP con ese respaldo a Bárcenas? Si la actual cúpula del PP no está implicada en los ladroneos de Bárcenas no deberían temer; deberían salir y apartar a Bárcenas del partido hasta que se demuestre la veracidad o falsedad de las imputaciones. Esto no es un asunto de portada de El País o una idea galáctica de Garzón, esto es una cosa seria respaldada por el propio Tribunal Supremo.

Por tanto la única explicación que tiene todo esto es que Mariano tiene algo que esconder, o sea, que está en juego Bárcenas e indirectamente está en juego el propio Mariano. Y paradójicamente el PP "central" ha retirado una querella presentada por el PP de Andalucía contra Chaves por el tráfico de influencias con sus hijos y demás familia. ¿Por qué? ¿Es una forma de tapar chanchullo por chanchullo?¿Es un pacto no escrito entre PP y PSOE para mangonear sin que nadie asuma sus responsabilidades? Cuéntanos Mariano, cuéntanos.

5 comentarios:

Butzer dijo...

No entiendo la fijación que tiene Rajoy en no cesarle. Pero si es entendible la de Bárcenas en no dimitir (la pasta).
¿Éste es el que quiere ser el presidente de España? Si al final da la sensación qué esto del PP-PSOE es simple y llanamente un quítate tú para ponerme yo...

Samuel dijo...

Un político debe mantener su buena imagen y meter la mano en el fuego por el señor Bárcenas o, incluso, por Francisco Camps, pone de manifiesto lo mucho que valora Rajoy a algunos hombres y los favoritismos que mantiene dentro de su partido. Lo de Camps todavía es comprensible, pues sería arriesgar un fuerte liderazgo, pero al senador Bárcenas no lo conocen ni en su pueblo. No obstante, ahora le conocemos y ahora sabemos también que a Rajoy está dispuesto a jugarse el tipo antes que mantener libre de sospecha a su partido. ¡Y yo que creí que estaba dispuesto a quitarse de en medio a quien fuera con tal de ganar las próximas elecciones!

Saludos.

pcbcarp dijo...

Será porrr todo esto por lo que me acabo de leer Gomorra y esos italianos me parecen unos aficionados

Alberto Esteban dijo...

Jajaja ¿si? Y yo que pensaba que esto era una cosita sin importancia...

Saludos

pcbcarp dijo...

La única explicación que se me ocurre, como a casi todo el mundo es el temor a que LB tire de la manta.