sábado, 20 de junio de 2009

La inutilidad de la Junta de C y L

Que la Junta de Castilla y León, o mejor dicho, que las instituciones de esta Comunidad Autónoma son una mera cantera de políticos deseosos de pasar a la política nacional, al estilo del Real Valladolid con los chavalines que se forman aquí para triunfar en el Real Madrid, es algo bien conocido. Pero no es de recibo que los castellano leoneses tengamos que soportar las consecuencias de esa situación y tengamos que soportar vivir en una comunidad infradesarrollada.

A nivel de infraestructuras Castilla y León está muy por debajo del 80% de las comunidades autónomas españolas. Está muy por debajo por ejemplo de Andalucía, que con mucho más desempleo tiene unas comunicaciones a nivel de autovías y ferrocarril mil veces mejor que las que tiene Castilla y León. Con una diferencia añadida. Andalucía está en el Sur y sólo tiene que conectarse consigo misma y con su norte inmediato. Mientras que Castilla y León tendría que estar comunicada con norte, sur, este, oeste y por supuesto, consigo misma.

Las comunicaciones de Castilla y León con el norte de España son muy defectuosas. Si hablamos de comunicarse con Galicia, tenemos un gran problema. Las comunicaciones con el norte de León por autovía son bastante malas, y en ferrocarril aún peores. En los últimos años han convertido a Burgos en un "centro neurálgico" en cuanto a comunicaciones con el norte de España se refiere, pero en eso habría muchas cosas que decir.

Es cierto que se ha conseguido una decente comunicación con Cantabria, a excepción del tramo de Aguilar de Campoo. Es cierto que hay una supuesta buena comunicación con Vitoria, aunque teniendo que aflojar de forma importante el bolsillo para pagar la autopista. Pero en términos generales las carreteras de Castilla y León son escasas, poco modernas y casi nunca completas. Y las alternativas, hablando de carreteras nacionales, son terribles.

Baste de ejemplo para ilustrar esto la nacional que une Burgos con Logroño, y que por tanto conecta Castilla y León con La Rioja, Navarra, parte de las vascongadas y parte de Aragón. Pues bien, la Nacional en cuestión es terrible, de hecho, creo que hay pocas nacionales con tantos carteles de "tramo de concentración de accidentes". Es una nacional repleta de coches y camiones, algo irremediable para ahorrarse las carísimas autopistas que pueblan el norte de España. Pero sinceramente, lo de la N-120 es casi delictivo.

Lo curioso es que cuando por ejemplo sales de Logroño camino de Burgos, al principio tienes el privilegio de circular por la A-12, autovía de dos carriles, pero autovía al fin y al cabo. Pero de repente, ¡plas! la autovía desaparece y te encuentras embebido en la N-120. Bien es cierto que mientras sigues en el territorio de La Rioja la carretera está adecentada y ves las obras de la A-12 a ambos lados de la nacional. Pero hay un punto muy concreto en que todo cambia.

Ese punto concreto es la entrada a Castilla y León, concretamente a Burgos. Cambia el asfalto, no hay atisbo de autovía por ningún lado y sobre todo la carretera se vuleve algo parecido a un circuito de fórmula 1. Animo a todos aquellos que duden de lo que aquí se dice a que recorran esa magnífica carretera. Y para completar el circuito que paren en grandes poblaciones culmen del desarrollo social y urbanístico, como Briviesca, Tosantos o alguna villa del estilo.

Sí, es verdad, me quejo de vicio. Me quejo de las malas comunicaciones con el norte, y sin embargo mis compatriotas sorianos se encuentran sin autovía (confirmado hace dos semanas que ésta no está ni proyectada aún) y a penas sin comunicaciones ferroviarias. Y bueno, no es algo tan importante, porque vía Soria nuestra comunidad únicamente se comunica con Aragón, Navarra y Cataluña. Vamos, comunidades de poca importancia.

Lo primero que tiene que tener un país y una Comunidad Autónoma es una red de comunicaciones lo más desarrollada posible. Si una comunidad está bien comunicada por carretera, por ferrocarril e incluso por avión, las empresas (nacionales e internacionales) no van a tener problema en asentarse en dicho territorio. Y ese es uno de los problemas de Castilla y León, la tierra del eterno desarrollo y del inabarcable turismo rural. Una comunidad infradesarrollada entre otras cosas gracias a la importante falta de infraestructuras.

Si no hay infraestructuras, sobre todo buenas comunicaciones, es imposible que pueda haber desarrollo a otros niveles. Es imposible que haya un empleo estable y digno, es imposible que haya empresas que quieran invertir y asnetarse en dicho lugar, y es imposible competir económicamente con otras comunidades que no tengas estas taras.

El gran problema de Castilla y León es que en 30 años ningún gobierno, ninguno, ha sido capaz de potenciar esta tierra. Y no por falta de dinero, sino por falta de inteligencia de la clase política que ha pacido en el gobierno regional. Nadie va a querer venir a poner una gran empresa en una comunidad donde recorrer 200 km te lleva 3 horas por carrtera. Nadie va a venir a una comunidad donde las comunicaciones ferroviarias consisten en la existencia de tres servicios diarios. Nadie.

Yo tengo claro que mientras siga puediendo votar a los gobernantes de Castilla y León, no votaré ni a PP ni a PSOE para que sigan favoreciendo el infradesarrollo de esta comunidad. No volveré a votar a políticos que usan mi tierra para promocionarse y lucirse, todo con cortinas de humo muy bien montadas, deseosos de dar el salto, dejar de esta tierra y pasar a vivir del cuento. Lo han hecho muchos, demasiados. José María Aznar, Soraya Rodríguez, Jesús Posadas, Juan José Lucas... y lo peor es que otros muchos, como el inquilino Monclovita, se han impulsado desde esta comunidad sin haber hecho nada, ni bueno ni malo, por ella.

4 comentarios:

Ramón_Lozano dijo...

Doy fe de que no exageras al describir el estado de nuestra carreteras principales (de las secundarias es mejor ni hablar, porque algunas parecen caminos de cabras). El caso de Soria es realmente triste, pues ni siquiera está comunicada dignamente con Valladolid o Burgos. Ni una sola autovía parte de la capital numantina. Y Burgos estratégicamente está muy bien situada pero aún así sus autovías siempre han sido la N1 y la que va a Palencia y Valladolid. La de León se inauguró hace un par de años, y la de Aguilar de Campoo está todavía licitándose. A Soria es una carretera de doble sentido y la de Logroño pasa por ser una de las más peligrosas de Europa, donde adelantar suele convertirse en una utopía entre tantos camiones y tantas curvas. Hay curvas que los camiones deben tomar a 20 km/h.

Efectivamente las diferencias se notan cuando sales de Castilla y León. 1)Nada más llegar a La Rioja cambia el asfalto y pocos km después comienza la autovía. 2) Tras pasar Aguilar de Campoo, al entrar en Cantabria, se empalma con la autovía que te lleva hasta Reinosa, Torrelavega, Santander... 3)Después de pagar el caro peaje de la A1 entre Burgos y Miranda (75 km a 10€)se entra en Euskadi donde la N1 pasa a tener 3 carriles con un asfalto exquisito.

No son más que meros ejemplos de cómo nos van las cosas por CyL. Aunque debo decir que últimamente se han ido inaugurando autovías, tramos de autovías y aprobando la construcción de nuevos tramos. Todo producto de nuestro retraso en esta materia.

Lo del tren también es de órdago. La comunicación entre Salamanca y Valladolid o Segovia y Valladolid es casi nula. La vía directa Burgos-Madrid pasando por Aranda de Duero está en total desuso y supone una alternativa mucho más rápida para llegar al País Vasco que yendo por Valladolid-Venta de Baños-Palencia.

Saludos

Butzer dijo...

Un desconocido Zapatero llegó a proclamarse secretario general del PSOE habiendo sido antes diputado por León. El ser desconocido es síntoma de que poco o nada hizo por la tierra a la que teóricamente representaba...

Benito García dijo...

Me mola tu artículo, con inquietante conclusión. Qué me dices de la URCyL, o de la Unidad del Pueblo Salmantino o del "nacionalismo" leonés.

Alberto Esteban dijo...

Joe, lo que yo no sabía es que la N-120 es de las más peligrosas de Europa, que acojone. No sé si volverla a coger...

Saludos y gracias por los comentarios