sábado, 26 de abril de 2008

Vallisoletana

Ay, que coqueta y pizpireta es esta bella muchachita de Valladolid. Tan sonriente, tan alegre, tan simpática... tan alejada del prototipo del castellano viejo y seco, alejada de la fama que tenemos los vallisoletanos de rancios y fríos. ¡Si es que no parece vallisoletana!

Pero ella... ohhh, ella. Ella es una musa. Ella es vallisoletana de raíz pero andaluza de hojas. Hojas de cerezo y de almendro, con sus alegres florecillas recién brotadas. Creo que ya sabéis a que bella y grácil dama de la política española me refiero.

Sí, habéis acertado. Ella, la gran dama de hierro, la mujer de la recta conducta, la fina dialéctica y el verbo delicado. A ella, a mi compatriota y admirada politóloga, le dedico este vídeo. Un vídeo que no es más que una canción, pero que me retrotrae a mi niñez allá por el año 1991.

2 comentarios:

Marta dijo...

Jo. Yo también quiero!!

Alberto Esteban dijo...

¿A qué es bonita la canción? Por supuesto que va a dedicada también para ti Marta!! Espero que la destinataria,a la cual evidentemente no conozco en persona, no se nos ponga celosa!! xD

Saludos