jueves, 10 de abril de 2008

¿Y qué tal si os váis a casa?

Siguen las espadas en todo lo alto entre los califas del PP, y el gran gurú, el califa de la barba canosa y el pelo teñido, Rajoy Brey, tumbado en la hamaca sin hacer absolutamente nada. Una persona se erige como un buen jefe cuando le llaman hijo de puta. En el caso de Rajoy se demuestra que más que un jefe es un inútil que es incapaz de poner orden en su partido.

Si el presidente a dedo del PP tuviera un mínimo de responsabilidad ya habría expulsado del partido a Gallardón y a Aguirre, así como a otros lumbreras del estilo de la señora Celia Villalobos, el ciudadano Cobo o Miguel Sanz. Pero Rajoy parece estar encantado con las luchas internas y el bochornoso espectáculo que se está dando. El aburrido y tedioso Mariano Rajoy carece ya de crédito.

Por eso si el Partido Popular quiere recuperar el rumbo, el primero que debe marcharse es Mariano Rajoy. Un señor que ha perdido todas las elecciones a las que se ha presentado y que carece de todo éxito político (pérdida de poder en Baleares, Cataluña, País Vasco y Galicia por ejemplo, sin haber arrebatado al PSOE ninguna comunidad) y que decide seguir intentándolo a ver si suena la flauta es un aprovechado y un indecente.

Por eso yo pido la dimisión en bloque de la cúpula del PP y su absoluta renovación... congreso democrático mediante (algo que sería una novedad). Ya plantee quienes serían mis candidatos para la cúpula del PP: Arístegui y San Gil como preseidente y secretaria general, Vidal-Quadras y González Pons como portavoces en el congreso y el senado respectivamente. Y el resto a su casa, con una manita delante y otra detrás.

Espero que no se ponga a llorar el caballero de la cabellera de oro ni otros bobainas circundantes. Otros traidores de escaso intelecto dificilmente comprenderán nada de lo escrito. Si en vez de criticar a la Cope y a El Mundo algunos se dedicaran a hacer autocrítica las cosas irían mucho mejor. Aunque bueno, vuelvo a repetir, la unidad del PP no garantiza la unidad de España, así que si desaparece el PP, yo no voy a ir al entierro. Entre todos la mataron y ella sola se murió...

20 comentarios:

Atreides dijo...

Que estén compitiendo por la presidencia del PP no es motivo para echar a nadie del partido. Que Rajoy no sepa poner orden es una muestra más que justifica su retirada. El PP tiene que debatir y presentar alternativas. Hacerlo en plan de verduleras no es la mejor forma, pero se deb, seguramente, a la falta de una decisión clara e la dirección. Rajoy debería animar a presentar candidaturas y que todos presenten sus programas. Luego ya se verá.

H dijo...

¿Quien coño es el caballero de la cabellera de oro?... Pasmao me has dejao.

Muy buen post.

braincrapped dijo...

No hay duda de que vivimos en un Planeta de monoZ xD

Tumbaíto dijo...

¿Irse Esperanza? ¡Pero qué dices! Si es la mayor y más sana parte del PP.
A ver... la San Gil, ¿por qué no podría estar en el PSOE? Su pertenencia al PP es accidental.

Andrés dijo...

Mi padre probó el tinte que usan de Aznar y Rajoy y no le gustó...mejor con canas...XDDDDD


(Repito que soy favorable a la escisión del PP, y que los neocons, católico-apostólicos romanos, cañís y castizos tengan un aprtido propio para decir todas las tonterías que quieran)

Un abrazo.

Piru dijo...

¿Echar a Esperanza Aguirre, Alberto? Pues, ¿qué ha hecho?

Alberto Esteban dijo...

Creo que me he explicado muy mal. Yo no quiero que echen a Esperanza Aguirre del PP, líbreme Dios. Lo que quiero son caras nuevas que no produzcan confrontación. Es evidente que a Gallardón hay muchísima gente que no le traga. Y tampoco es menos cierto que hay algunos que no tragan a Aguirre. Por eso yo defiendo renovación absoluta, con gente distinta y que no divida.

Saludos

Atreides dijo...

Lo malo es que el PP no deja que suba gente nueva, funcionan a dedo, por familias bien relacionadas e intereses no precisamente marcados por la ideología. Las ejecutivas las elgigen por listas cerradas, no votan cargos individualmente, lo que complica aún más que llegue gente nueva. Hace falta gente nueva, pero ¿cómo?

Miguel Pazos dijo...

Pues yo prefiero que sea Espe la que dirija al partido.

Saludos

Tumbaíto dijo...

Pero que manía con la "paz". ¡Coño!¡Un poco de señorío! Si alguien es un sinvergüenza se le dice: eres un pedazo de sinvergüenza y se le echa, si hace falta, a patadas. ¡Qué le jodan a la paz!

El PP está lleno de sinvergüenzas y ya estoy hasta las narices de tanto pacifista pepero. En la política se discute. ¿Has visto alguna sesión de los buenos tiempos del parlamento inglés? Pues eso quiero.

Y Esperanza es la mayor y más sana parte del PP y yo ME NIEGO A QUE SER UN NIÑATO DE MIERDA YUPI SEA UN VALOR EN EL PP.

Se tiene que valorar a quien vale tenga quinze años -hola, Miguel Pazos- o medio millón.

Yo vivo en Cataluña -PERO SOY PROPIO DE BURGOS- y estoy ya hasta las narices del buen rollismo.

Alberto Esteban dijo...

Hombre Tumbaíto, no creo que sea yo precisamente un pacifista pepero. Y comparto tu idea de estar hasta las narices del buen rollismo.

Saludos

Tumbaíto dijo...

Pero estás con esa cantinela de la renovación.

Alberto Esteban dijo...

Claro, porque cuando algo funciona mal hay que cambiarlo. Y este equipo del PP ha perdido todas las elecciones a las que se ha presentado.

Saludos

Tumbaíto dijo...

El problema con la cúpula del PP no es importante (vaya por delante que a mí me encantaría que les diesen un patada en el culo). Lo importante es que en este país el PSOE tiene once millones de votos. Y eso solo es posible si el PP en pleno -y no sólo su cúpula- es club de paralíticos cerebrales.

Miguel Pazos dijo...

Gracias por tu guiño, tumbaíto.

Tumbaíto dijo...

De nada. Sólo se tiene que cerrar un poco el párpado y ya está; sale casi solo. (jajajajajajajaj)

Alberto Esteban dijo...

Anda que "vaya dos patas para un banco". Yo no sé si esto es amor o cibersexo sin más... xD

Saludos

Tumbaíto dijo...

Ese último comentario suyo ha sido muy de... ¿cáncer? (La cabra siempre tira al monte)

Alberto Esteban dijo...

Jaja es lo que tenemos los cáncer... somos incorregibles!!

Saludos

Republica Rojigualda dijo...

El problema es que en esta pseudodemocracia llamada España, lo que debería ser la democracia interna de los partidos, se convierte en luchas intestinas.

Es evidente que con el giro centrista-nazionalista de Marianín, la unidad de España acaba de perder su último gran defensor. No me extrañaría ver a Soraya diciendo que "ellos respetan la voluntad del pueblo vasco, como partido democrático y centrista que son". El PP está haciendo todo lo posible porque en 2012 la mitad de sus votantes se pasen a UPD, y si no, al tiempo.