martes, 4 de septiembre de 2007

Cómo vivir del Estado

El nivel de ignominia al que estamos llegando en España está empezando a ser inaudito. Y es que el tren de vida que lleva la clase política y la "familia" "real" "española" en contraposición con el nivel de vida del españolito de a pie hacen que uno no pueda más que indignarse al ver en los medios a estos individuos.

Como comentaba en mi anterior post, a los políticos se les llena la boca de forma ingente con la política social, las pensiones, las becas, miles de ayudas, la ley de dependencia y otro montón de leyes sin sentido, con miles de párrafos de requisitos y dobles lecturas. Y es una auténtica vergüenza. Es indignante sobre todo porque estos tíos se creen que somos idiotas, que no nos damos cuenta. Se creen que no sabemos que está aumentando el desempleo en España, que estamos a las puertas de un decrecimiento económico, que a la hora de la verdad ni suben las pensiones ni suben los sueldos, que no se dan más becas... pero que suben la luz, la gasolina, los alimentos, los productos de ocio, las hipotecas...

Y también sabemos que ellos sí saben de consenso para subirse los sueldos. Centenares de personas en el fango político chupando del erario público sin función ni profesión. Diputados, senadores, ministros, comunidades, diputaciones, ayuntamientos... y más gente por ahí purulando, que es lo que saben hacer, y cobrando, que les encanta. Gente que no evita miles de problemas diarios, que no dimite cuando hay acontecimientos graves y que ni sabe, ni se entera ni están cuando se les busca.

Esto no es la España profunda que a ZP tanto le gusta; es la España de la beautiful people que aún le pone más a ZP. Él, especialista en usar aviones del Estado, infraestructuras del patrimonio nacional y otros enseres para usufructo propio, de Sonsoles y de las niñas. Él, amigo de ceder ingentes cantidades para causas tan importantes como la Alianza de civilizaciones, la modificación de los estatutos, la EpC, los recibimientos a dictadores trasnochados y otras tantas cosas que bien conocéis.

Y no nos olvidemos de los ínclitos miembros de la realeza española. Con sus armarios llenos de ropa de primera calidad, dietas, gastos de representación, medios oficiales, personal, vivienda,luz y agua pagadas. Así, yo también me hago monárquico, ¿verdad Letizia? Si es que da gusto. Los españolitos de a pie trabajando de sol a sol, con una mierda de mes escaso de vacaciones, sueldos de risa que llevan sin revalorizarse adecuadamente décadas... y viendo a esta gentuza que vive como un señor feudal o un cortesano de 1815.

Y yo ya estoy bastante harto. Algo que, desgraciadamente, sirve de poco. Sobre todo porque mientras la gente siga pensando que si sube la gasolina es culpa del petróleo (en la OPEP deben mearse de risa al oirlo), o que la luz sube por culpa de Pizarro y Endesa, o que no se pueden subir las pensiones porque no hay dinero (y a Dios gracias que aún se mantienen, porque para 2020 se habrá acabado el chollo...) y otra sarta de idioteces y mentiras pues no hay nada que hacer. ¡Oye Manolo! ¿Te queda otra ración de callos? Pues oiga, que aproveche.

12 comentarios:

Adamantio dijo...

Nada mejor que vivir en el mágico País de Fantasía, donde la cruel realidad no te alcanza, y papá Estado lo soluciona todo ¿verdad?

Hartos de ZPorky dijo...

Urge empezar a sacar a toda esta gentuza de nuestras Instituciones por nuestro propio bien. Un saludo.

Caballero ZP dijo...

Excelente entrada, no puedo estar mas de acuerdo contigo y tan indignado como tu, el mundo avanza en muchas cosas pero en las realmente necesarias seguiremos estancados mientras haya gente que puede vivir a cuerpo de rey, me indigno lo que más encontrarme una portada que decía “Leticia vuelve al trabajo”, cuando todos sabemos que lo de trabajar termino el día que pillo al príncipe y se convirtió al cristianismo y a la monarquía, ya sabes la pela es la pela para estos progres.

Republica Rojigualda dijo...

Esta entrada tenía tintes casi ácratas. Los sueldos de los políticos son irrisorios al lado de lo que se llevan muchos de ellos inflando las facturas, pero ¿qué se puede hacer? pues nada. A mí particularmente lo que más me indigna es que el bobón gane en un día el doble de lo que gana un presidente de gobierno en un mes y casi lo mismo que gana un español medio al año, porque eso sí que tiene remedio fácil.

Eduardo González García dijo...

Conozco a un tipo al que despidieron de la empresa en la que llevaba trabajando cuatro (sólo días bisiestos con luna nueva, eso sí). Junto con la notificación le entregaron un coche oficial, una pensión de aupa y un escolta...o no, espere, no era así...le echaron y se tuvo que buscar otra cosa, creo.

Esto merece que escriba algo en mi blog. Pasad y os indignais conmigo.

Un saludo.

Alberto Esteban dijo...

Hombre, es evidente que cuando hablo del sueldo de esta gente me refiero a sus "extras", no a lo oficial. Me refiero al 3%, a la caixa, a FILESA... ya sabéis...

finig dijo...

Alberto, por fin fin. Tienes un premio en mi humilde blog. Pasate a recogerlo y a celebrarlo cuando quieras...

finig dijo...

Por fin, por fin. Tienes un premio en mi blog. Pásate a recogerlo y a celebrarlo cuando quieras.

Triste Romeo dijo...

Ya está aquí, ya llegó... jejeje

En fin compañero presento mis respetos con un fuerte abrazo tras mi vuelta.


Lo dicho un fuerte abrazo

LUIS AMÉZAGA dijo...

Cuando las cosas se pongan aún más feas, pienso pedir el voto para el PSOE. Que se responsabilicen de algo, que ya está bien.

Adamantio dijo...

Muchas gracias por haberme añadido. Todo un honor que hayas hecho ese "diagnóstico".
YO también disfruto leyendo tus entradas, que suelen estar excelentemente argumentadas.

Saludos.

EspañaLibre dijo...

Vaya tela cuanto parásito mantenemos..