viernes, 28 de septiembre de 2007

Día de tregua

Hoy ha sido mi último día en el departamento de medicina interna del hospital. Para los que desconozcáis la historia y para que podáis entender lo que quiero decir haré un pequeño resumen.

El 5 de octubre de 2005, recién empezado cuarto de medicina, aprobé (al igual que otros 19 compañeros) la oposición de alumno interno numerario de clínicas de la facultad de medicina de Valladolid. A la semana siguiente elegí mi primer departamento: Cirugía general y del aparato digestivo en la cátedra del profesor Fernando Fernández de la Gándara. Allí estuve unos meses muy interesantes con mi apreciado profesor José Rabadán, aprendiendo las principales técnicas de la cirugía, el protocolo de quirófano... fueron meses muy agobiantes pero que creo que me han servido mucho para mi formación.

En octubre de 2006 cambié de departamento y elegí Medicina Interna en la cátedra del profesor Antonio Jimeno Carruez. Y desde entonces, yendo casi a diario al servicio, he vivido mis mejores momentos como interno. No puedo dejar de agradecer a mi tutora, la profesora María José Fernández, y a su residente, todo lo que me han enseñado, lo bien que me han tratado y el haberme decidido a, MIR mediante, dedicar mi vida a ser internista.

De aquí a mayo de 2008 ya sólo me quedarán unos meses de interno. Las guardias en urgencias, la organización de algunos cursos y un nuevo número de nuestra revista son alicientes muy interesantes, pero lejos de mi querida tarea diaria en medicina interna, a la que desde hoy voy a añorar tremendamente.

Por eso hoy, después de haberles regalado unas cajas de pastas (mi presupuesto no da para mucho más) a todos los que tan bien me han tratado este tiempo, me permito hacer un stop. Hoy no criticaré a nadie, no trataré de seguir en mis luchas utópicas. Hoy le dedico todo lo bueno que ha pasado en el último año a mi tutora, mi maestra, y a su residente. A ellas mi pensamiento, mi abrazo fraterno y mi eterno agradecimiento.

10 comentarios:

MMX dijo...

Disfruta pues esa tregua... y gracias por la visita que me has hecho.

Un saludo.
MMX

Hartos de ZPorky dijo...

Mi más sincera enhorabuena. Es un paso más. Adelante. Vamos a necesitar buenos médicos y buenos patriotas. Un abrazo.

zetapolleces dijo...

Mucha suerte en tu nueva andadura, ya verás que saldrá algo positivo.
:-)

LOBEZNOX dijo...

¿pastaass?
Antes se regalaban jamones.
Que tiempos aquellos!

Bl@cK dijo...

Al más puro estilo "Anatomía de Grey" te veo. Es genial ver gente con una verdadera vocación que hacen las cosas por que les gustan, no por dinero o fama. Tu la medicina y yo la ley. Ojalá te vaya bien y realices todos tus proyectos. Un saludo.

Maya dijo...

Como dice mi madre, es de bien nacidos el ser agradecidos, desde luego...

Me alegro de que te lleves tan buen recuerdo de la medicina interna. Se nota que disfrutas con tu trabajo, y eso es un privilegio.

Alberto Esteban dijo...

Joe LobeznoX dime de donde va a sacar dineor para regalar jamones un estudiante de medicina!!

Saludos

Miguel A. R. Vacelar dijo...

Cuando era niño quería ser medico, hasta que en 3ºBUP un profesor de Fisica decidió "convencerme" de lo contrario a base de ponerme "ceros", y acabe haciendo el COU de letras mixtas...

Creo que tienes la profesión más bonita y a la vez más dificil de todas. Pero estoy seguro de que llegaras a ser un gran internista!! Lo unico que te pido es que nunca pierdas la amabilidad y la sonrisa, porque los pacientes (cosa que algunos medicos no acaban de entender) no estan enfermos por gusto. Yo he tenido el ultimo año, por desgracia, que ir a muchos medicos, y se bien porque lo digo... a veces te hacen sentir como si fueras basura...

Sobra decir que tu no eres asi, se sabe con solo leerte. Sigue asi!!

Un abrazo y mucha suerte!!

PD: Parece ser que le mejor centro de preparación de MIR de toda España esta en Oviedo. Si vinieses a mi tierra, hazmelo saber :).

Lucano dijo...

Qué alegría comprobar cómo se afianzan las vocaciones médicas, en el día día, más allá de la espectacularidad que nos quieren vender algunos. Enhorabuena por tu intención de elegir la Medicina Interna para tu desempeño profesional.

Decentes dijo...

Viendo como hablas de tu profesión, te auguro un gran futuro, Alberto.Enhorabuena

Saludos