lunes, 19 de mayo de 2008

El ridículo de Nuñez Feijoo

Uno de los problemas de esta nueva casta de politicuchos de cuota que balan por las praderas peperas es que cuando acuden a un debate y les hacen preguntas comprometidas los susodichos no saben que contestar, se ponen nerviosos y empiezan a decir tonterías. Y eso mismo le ha pasado hace un rato en El Gato al agua de Intereconomía TV a Alberto Nuñez Feijoo.

Comentaban en la tertulia de dicho programa las palabras de hoy del Faraón Gallardón al respecto de que el PP debe situarse de nuevo en el centro político. Y preguntaba el periodista Ramón Pi a Feijoo que si le podía explicar que había hecho mal el PP en los pasados cuatro años que les ha alejado del centro y les obliga ahora a modificar el rumbo hacia él.

En un primer tiempo Feijoo se fue por las ramas y dijo que el único artículo de los estatutos del PP que hablaba de la ideología decía que el PP era un partido de centro reformista. Vuelve Ramón Pi a repetir la pregunta: si me parece muy bien, pero lo que yo quiero es que me explique que ha hecho mal el PP en estos 4 años que justifique el alejamiento del PP del centro político. A esto responde Feijoo: bueno, a eso que le responda Alfonso Rojo (otro periodista de la mesa).

Increíble y patético pero cierto. Se les llena la boca hablando del centro a los gallardones, feijoos y demás reputados líderes populares pero a la hora de explicar en que consiste ese centro y que cosas debería no haber hecho el PP para estar en el centro no saben que responder. Y la razón es sencilla, ellos son progres y por tanto sólo buscan poder y dinero bajo la tapadera del centro político, convenientemente manipulado y equiparado a moderación.

Se critica a Aguirre, a San Gil o a Vidal Quadras de forma legítima, porque son claros y meridianos en sus planteamientos. Pero a día de hoy no he oído nunca a Arriola, Elorriaga, Villalobos, Arenas, Gallardón o Feijoo hablar de sus convicciones, principios e ideas. Podría estar de acuerdo en parte o en nada, pero al menos sabríamos a que atenernos. Pero la realidad demuestra tristemente que lo del centro no es más que una corneta que tocan algunos dentro del PP para no perder su posición de privilegio.

El problema no es la discrepancia, sino la mentira. A mi me gusta leer por ejemplo a Geshcann o a Atril sin Zeta o a Reflexiones iracundas porque veo que tienen anrgumentos muy interesantes con los que en muchas ocasiones discrepo, pero creo que ellos defienden lo que realmente piensan y en lo que creen, llámenlo centro, satélite o Badajoz. Lo indigno, lo repugnante y lo soez viene con aquellos que carecen de ideas, carecen de principios y carecen de convicciones y cuyo único objetivo, incluso desde que militan en NNGG, es embaucar a la gente para conseguir sus objetivos. O sea, que usan como coartada lo del centro para parecer lo que no son y caer bien. Es la cultura de lo políticamente correcto.

Si Feijoo tuviera ideas y convicciones claras, habría explicado encantado de la vida (como hacemos los demás) en lo que creemos, lo que pensamos y lo que consideramos más acertado. Pero decir que lo explique otro periodista, como diciendo si es que no tengo ni puta idea, que lo haga este paleto (Alfonso Rojo) que para eso está, es bochornoso. No veo a mi querido Geshcann en un plató de TV cuando le preguntan por sus ideas políticas diciendo: no, mejor que lo explique María Manuela (periodista fictícea). Que me perdone Geshcann por tanto uso de su persona y ser, pero venía al caso.

Luego querrán que traguemos con la milonga esa del centro reformista. Mira que han dado la lata, desde Nachito Uriarte hasta Feijoo, pasando por supuesto por el ínclito Gallardón con el centro reformista. Pero ninguno ha sido capaz de explicarme qué planteamientos tiene ese centro reformista y en qué nos diferenciamos ellos y yo como liberal en cuanto a planteamientos ideológicos, políticos, económicos, morales... Sin solventar primero este asunto trascendental es imposible llegar a un entendimiento necesario. Los liberales hemos explicado hasta la saciedad nuestras posturas, gusten más o menos... ahora es el turno de los centro-reformistas.

14 comentarios:

GUIS dijo...

Y .... ¿QUÉ ES EL CENTRO POLÍTICO? .. si al final las elecciones te las hacen ganar los radicales.

Piru dijo...

Tanto girar alrededor del centro, les acabará convirtiendo en un agujero negro.

tricesimus dijo...

Hola:
No voy a defender aquí a Núñez Feijóo, pero debes tener en cuenta que la parte "centro-reformista" del PP está formándose y todavía no cuenta con "ideólogos oficiales" como el núcleo duro.
A falta de un Federico o de un Pedro J. que les digan cada semana lo que hay qué defender y cómo (punto por punto), estos políticos de nuevo corte están dando forma una serie de ideas que alejen al partido de la jerarquía católica y del bloqueo moral a las regiones periféricas donde el partido es una máquina de perder votos (o sea, la medida que ya adaptó Aznar en el 93 frente al inmovilismo y la reacción de AP...)
Cuando no hay ideólogos tipo PRISA, COPE, Göering o PRAVDA pasan estas cosas, aunque, desde luego, se podrían trabajar más esos lapsus.

Un saludo

Caballero ZP dijo...

El problema es que lo cierto es que nunca se ha alejado del centro, a no ser que tener las ideas claras, luchar contra el mal y para defender nuestro país sea de derechas. El caso es que se repite la soflama de la izquierda de que somos la ultra derecha y algunos para trepar en el partido la aprovechan.
Saludos

Miguel Pazos dijo...

Ayer Feijóo me dio vergüenza ajena, los periodistas le cogieron por todos los lados, era algo penoso.

Un saludo

Geshcann dijo...

No solo te perdono, sino que te agradezco tus amables palabras. Yo por mi parte, por lo que he estudiado, leído o vivido, creo que el Centro no es una ideología, es una actitud. Se definen de centro aproximadamente un 30% de los ciudadanos en las encuestas, y no es que estén desideologizados, sino que son lo que se denomina el 'voto pragmático', voto a aquel quien no solo me solucione la vida sino que me de pocos o ningún problema. El votante de centro parece moverse más bien por vectores de tipo consenso, diálogo y moderación que por vectores ideológicos. Para ellos un buen Gobierno es aquel que ni se ve, ni se oye ni se siente.

La gran duda y el gran reto es si seremos capaces de decir bien clarito que con ETA no se negocia, que España no se vende, que el Agua es de todos y que España es una gran Nación que conforma junto a Portugal las únicas dos naciones de la península, entre otras cosas, con un discurso reposado y moderado que demuestre a ese 30% que quienes crispan, dividen y molestan son los socialistas y no nosotros. Para mí ahí está el centro.

Saludos¡¡

gutiforever dijo...

La verdadera enfermedad del PP es no ver que su problema no es ideológico, sino que es un problema directamente relacionado con la incapacidad que demostró Rajoy para poner de manifiesto ante la sociedad, de una manera clara, las mentiras, los engaños, la irresponsabilidad absoluta de Zapatero.
La sociedad necesitaba ver al representante del partido mas importante de la oposición poniendo en evidencia, como se hace en las verdaderas democracias, las mentiras,la negociación con ETA,la excarcelación de De Juana etc,etc.
Rajoy cayó, una y otra vez, en la trampa de la crispación sin saber decir que la única crispación procedía de un gobierno que podía negociar con los terroristas antes que con el principal partido de la oposición.
Todos pudimos ver cómo el desastre comenzó con el debate de Pizarro con Solbes.
Dicen que el gurú Arriola le recomendó en Génova que no crispara...Y no crispó.
Y Rajoy tampoco crispó... y Rajoy perdió las elecciones y , con ello, lo que es peor, el PP perdió el sentido de la realidad, el sentido de su propia identidad: Rajoy perdió creo que definitivamente su oportunidad...
Y lo de Gallardón es la guinda,la confirmación del giro hacia posturas progres y cercanas a los nazionalistas, en lo que es una huida desesperada hacia el abismo.

Así está Murcia dijo...

Así va el PP, buscando el centro de no se sabe qué, pero claro, ser liberal o de derechas, es que es casi un delito.

PD:Tienes un premio 11 de abril aquí

Butzer dijo...

Bueno, mi reflexión sobre el centro político es otra. Desde luego el centro también es refugio de indefinición. Pero quizás el problema de Feijoo es que Mariano ha dicho que "no se hable".
Saludos.

Compai panita dijo...

Todos estos que se les llena la boca con lo de "centro", lo que realmente quieren es el "cetro"; el mejor ejemplo es Gallardón.
El PP debería estar formados con políticos firmes y claros con sus ideas e ideales y no de vividores que busquen unicamente vivir muy bien del cuento.

pcbcarp dijo...

¿Tan malo es ser de derechas que nadie quiere reconocerlo y no hacen más que buscar eufemismos?

Andrés dijo...

Un premio para ti en mi blog. Un abrazo.

Juan dijo...

Feijoo es el ejemplo de lo que no quieren la inmensa mayoria de votantes del PP, es incrible como este señor cambia el discurso dependiendo si está en Madrid o en Galicia.

Un saludo

Tumbaíto dijo...

¿Le damos a esto bombo y platillo?