lunes, 30 de marzo de 2009

Rajoy impecable, pero más de lo mismo

Al César, lo que es del César, indudablemente. Y hoy hay que reconocerle al presidente del partido popular dos cosas: un cambio muy favorable en su imagen, con un look más juvenil y bastante más delgado, y un discurso igual que el de siempre, pero que transmite alguna cosilla más que en otras ocasiones.

Como era imaginable el foro al que se enfrentaba Rajoy era muy complicado, con preguntas directas y comprometidas, interpelaciones y hasta interrupciones varias. Sin embargo Rajoy ha sabido salir airoso, y creo que sólo una o dos veces le he visto embarrarse para salir del atolladero. Y es que lógicamente en un foro como el que tenía Mariano se deben evitar los absolutismos y las expresiones tajantes, y hay que buscar las expresiones cordiales y relativamente ambigüas para evitar herir sensibilidades.

Por tanto las formas han sido buenas, y se nota que se ha preparado la lección, como los buenos estudiantes. Muy bien en la forma estética y en el continente, y muy bien en el canal de transmisión. Ahora bien, yo creo que en el contenido hay algunas cosas en las que discrepo.

En primer lugar está el tema de las acusaciones a su partido, asunto en el que Rajoy ha argumentado que no puede mojarse porque no se puede acusar a la gente gratuitamente. Y esto, viniendo del nuevo lacayo de PRISA, que ha colaborado en la desacreditación de Esperanza Aguirre, me abochorna. El Rajoy que ha apoyado a Camps hasta el infinito, está haciendo todo lo posible por cortarle la cabeza a Aguirre, y todos sabemos por qué. Todos sabemos que la viabilidad del grupo PRISA depende del dinero que salga de Caja Madrid, y por tanto de quien finalmente se haga con su control (me avergüenza tener que decir que un político controla una caja).

También es bochornosa esa defensa idiota que hace Rajoy de que la mayoría de los políticos son honrados. La gran mayoría de los políticos son unos sinvergüenzas. De hecho me remito a un programa afín al PP, El gato al agua de Intereconomía TV, en que en cada programa saltan a la luz decenas de casos sospechosos de corrupción y malversación de fondos en diputaciones y ayuntamientos de toda índole y color. Así que ese buenismo y corporativismo apesta.

El discurso de hoy de Mariano ha tenido aspectos interesantes, pero ha sido vacío en su contenido. Ha sido un discurso intelectualmente mediocre y políticamente ramplón. Sin embargo es evidente que es un discurso y una intervención de fines, y el fin, es decir, caer bien y convencer al foro al que se dirigía, se ha conseguido. Por tanto para mi personalmente hoy Rajoy no ha aportado nada nuevo, de hecho, predecía el 80% de las respuestas que iba a dar porque es una mera repetición de lo que lleva diciendo desde 2003. Sin embargo entiendo que el objetivo del programa es camelar a nuevos votantes.

Rajoy no sería un mal presidente del gobierno, aunque todos sabemos que el suyo es un proyecto agotado. Todo lo que encabece este señor, sorprendente defensor del inefable señor Trillo, está condenado al fracaso. Puede obtener victorias parciales, más que por él, por los que le rodean. Pero dudo que cuando sea él el gran baluarte, el objeto de decisión, la gente vaya a apoyar el actual proyecto del PP. A mi hace tiempo que Rajoy no me ilusiona, a pesar de que tenga razón en la mayoría de lo que dice. Como decía un participante del programa, hay que abrir las grandes ventanas del PP y dejar que entre el aire.

11 comentarios:

Carlos dijo...

Me ha impresionado tu rapidez para escribir el post, ya que el programa todavía no ha terminado.
Coincido bastante con lo que dices, a mi me esta gustando esta noche, creo que de seguir asi nos podemos volver a ilusionar, solo espero que no sea un espejismo.

Andrés Álvarez Fernández dijo...

El problema es el siguiente, ¿Quién puede tomarle el relevo? Y pregunto por gente seria con capacidad de mando, diplomacia y pies de plomo, oséase, que no acepto un "Aguirre" por respuesta.

Saludos.

Alberto Esteban dijo...

Jaja sí, es que ya me aburrí del programa y me vine al ordenador, así q puede haber sesgos xD

Y Andrés, yo no propondría a Aguirre, porque tiene a mucha gente en contra, como le pasa a Gallardón, e incluso a Rajoy.¿Entoncés quién? Alguien joven, como Güemes, o más mayor, como Arístegui o González Pons.

Saludos

Persio dijo...

Yo no caí en esa imagen más juvenil... sólo noté que el teñido no era el rojo intenso con el que a veces se excede...

Me aburrió el programa y cambié de canal. La televisión es muy mala últimamente.

Miguel A. dijo...

Hombre, no estuvo mal, pero es lo que dice siempre, efectivamente. Pero creo que ha conseguido algo (la situación acompaña): convencer a los televidentes.

Sol dijo...

Que a mi me de pereza verle es ya todo un sintoma.Le votaré si, pero con entusiamo cero.

Butzer dijo...

Yo no ví el programa pero he mirado algún análisis de prensa y demás y todos coinciden en general contigo...xd Diste en el clavo...

pcbcarp dijo...

Yo también me aburrí, como es lógico. Lo que sí está claro es que lo llevaba muy bien preparado y estuvo muy suelto, creíble y razonable.

Me refiero, obviamente a sus dotes interpretativas. Cuando contó su aventura juvenil en el banquillo de Pontevedra hizo más por sus compañeros de partido en entredicho judicial que todas las alharacas cierrafílico-mediáticas anteriores.

MARISELA dijo...

Pues a mí también me dio pereza verle, pero la verdad:seguiré votando al PPporque es lo más saludable. Ahora, también creo que se debería ir pensando en cambiar el sistema de elecciones del partido. Yo voto porque sean estilo americano, porque allí se despellejan vivos primero, pero los que llegan al final, son los más fuertes y verdaderamente votados (los que convencen). Si no, miren a la Hillary y al Obama: que al principio no sanbían de qué manera insultarse, ponerse zancadillas o sacarse los trapos sucios y, al final, tan amigos como siempre. Eso sí es arrimar el hombro, no l que ha propuesto siempre el Bamby.

Fanfatal dijo...

¡Hombre! Por supuesto que el mejor recambio sería Aguirre y tiene la comunidad de Madrid como el mejor aval que ofrecer. A parte de haber sido la senadora más votada de la historia, tiene las dos mayorías absolutas consecutivas más arrolladoras de toda España. Además de ser la más votada en la capital de España.

Rajoy no ilusiona y su equipo es de verdadera pena.

Pienso que el mejor equipo pepero está en la comunidad de Madrid.

Saludetes

Alberto Esteban dijo...

Yo no podría votar a este PP, veo a Rajoy y me acuerdo de la traición a San Gil, del "marchaos al partido liberal y conservador", el mamoneo con PRISA... y la falta de autocrítica y responsabilidad de su aburrido líder.

Saludos