miércoles, 17 de octubre de 2007

Rovira, Rovireche, Roviretxe... o sea, José Luis

Intentaré no soltar demasiados exabruptos contra este sinvergüenza de escaso intelecto y menor decencia. Este tipejo aragonés reconvertido, como hacían los moros en la Edad Media, a procatalanista de pro, o mejor dicho, reconvertido a sátrapa nacional y líder de orgías con asesinos.

La historia pública del héroe de Perpiñán y de su partido de terroristas no arrepentidos sería interesante de contar en las aulas de las facultades de derecho de ESPAÑA para que los futuros letrados aprendieran a que gente hay que tratar de meter en la cárcel por injurias y calumnias y a quienes no. Así los futuros magistrados sabrían determinar que es más importante estudiar casos como las del hispanófobo aragonés que el de folclóricas malagueñas o barriobajeras madrileñas.

Rovira lloró y lloró, bramó y pió, barritó y graznó cuando en Salamanca decían aquello de "Carod al paredón". Pobrecito, que le dan miedo los charros. Negociar con asesinos y compartir partido con terroristas asaltapiscinas y cercaemisoras no le da tanto coraje. Debe ser que como este tío es completamente idiota no sabe distinguir una cosa que otra, vamos, que le da lo mismo Juana que su hermana.

Le da lo mismo tomar chiquitos con asesinos y pactar treguas (Dios sabe a cambio de qué), que mofarse en Tierra Santa de la corona de espinas con el rey de los ebrios, que pedir la independencia de una Comunidad Autónoma o que ir a la televisión pública a hacer el ridículo y a insultar a un ciudadano español. Si no cobrara del Estado me daría igual, pero claro, este tío que es responsable de chupar hasta el tuétano las arcas del Estado pues se merece al menos una respuesta.

Tú no te llamas ni José Luis ni Josep Lluis ni nada. Es el problema de los inanes y sátrapas que carecen incluso de nombre. Eres como un objeto viejo olvidado en un desván. Eres un paleto de pueblo que no se ha reformado y que está acomplejado por su pasado. ¿Para cuándo unas hormigas blancas o un especial de la Campos sobre el pasado de José Luis? Así al gente se enteraría de tus hazañas en el seminario o tu durísima vida en el cuartel como hijo de un militar franquista.

¿Cuántos años dices que llevamos sin aprender catalán? Muchos, demasiados años se os ha consentido el chantaje al Estado. Demasiados años viviendo del cuento, viviendo de la poltrona, de la mentira, de una falsa historicidad y de pamplinas. Te lo diré en castellano, la lengua con la que negociaste con la ETA: ¡estoy hasta los mismísimos cojones de vosotros!

18 comentarios:

Adivagar dijo...

Tranquilo, Alberto, no merece la pena alterarse por indeseables como éste.

Ayer se volvió a retratar una vez más. Es así, tal y como se muestra cada vez que sale en los medios. En una palabra: fascista. Un fascista en un partido de fascistas. Usan las mismas estrategias que los nazis alemanes, las mismas. Y si llegasen al poder darían rienda suelta a su odio. Individuos como Rovira no merecen la pena.

Un saludo.

Maya dijo...

Yo no lo habría expresado mejor, Alberto.

Me parece escandaloso y absolutamente inadmisible que un energúmeno como él tenga tanta voz en un país que se jacta de ser la 8ª potencia mundial. Y la culpa de que todos los españoles nos veamos obligados a aguantar sus rebuznos es de quien le ha dado más voz de la que merece. En un país como Dios manda, este señor no dejaría de ser un radical exaltado al que no se le haría ni el más mínimo caso, pero claro, España es como es y así nos va...

Claudedeu dijo...

Dudo que en China sepan decir Josep Lluis.

Piru dijo...

Son unos parásitos, una especie de tenia babélica que se ha introducido en el intestino de nuestra España y no pararán hasta dejarnos en los huesos.

Daniel dijo...

Después del espectáculo de ayer, este individuo queda bautizado como Pepe Luis para siempre jamás.
Un saludo.

Hartos de ZPorky dijo...

Pérez, me llamo Pérez. Aquí y en la China.

Alberto Esteban dijo...

No voy a negar que este tipo de gente me saca de mis casillas. Y suscribo a Daniel, a partir de ahora se llamará Pepe Luis (o Pepelu para los amigos).

Saludos

Juan dijo...

Pues,lamento llevaros la contraria, pero igual que a ti no te llaman Albert en Barcelona o en Valencia, o a mi Xoan en Galicia; este señor se llama Josep Lluis aquí y en la china, y es en lo único en lo q puedo estar de acuerdo con semejante mequetrefe: esos dos conciudadanos nuestros que se empeñaban en llamarlo José Luis son dos fascistas trasnochados...

Alberto Esteban dijo...

Jeje... como se llama el príncipe de Inglaterra? Si no es cuestión de discutir por esas minucias, pero el problema de Pepe Luis es que a él le pusieron José Luis, así lo bautizaron. También yo a partir de ahora puedo decir que me llamo Bartolomé o Ildefonso Manuel, o incluso Joan Jordi, pero sería una necedad. El peligro de este sujeto ya no es sólo los modos en que es capaz de reprobar a otros por esta tontada, sino lo que representa él y su abyecto partido.

Saludos

Josete dijo...

Pues yo creo que esos dos paisanos tuyos hicieron el ridículo. Los nombres propios (salvo reyes y papas) no se traducen.

El problema no es Carod Rovira, sino los que pactan con nacionalistas como él, los que atienden las reivindicaciones de los nacionalistas.

Recordad al siniestro Juan Costa...

Saludos.

Interruptor dijo...

Lo cachondo de estos nacionalistas es que tú no puedes decir su nombre en español, pero ellos sí pueden cambiarte el tuyo y ponerlo en el idioma regional que les guste. En Galicia eso es una práctica normal, si te llamas José te llamarán Xosé, si te llamas Antonio te llamarán Antón y si te llamas Ángel te llamarán Anxo, pero ¡ay de ti! si se te ocurre llamar José, Antonio o Ángel a un Xosé, un Antón o un Anxo.

Pero, por supuesto, no se les puede pedir coherencia a los nacionalistas porque no la tienen.

Yo tengo un compañero de trabajo catalán que se llama Marc. Yo le llamo así, pero hay muchos que le llaman Marcos y no le parece mal, no le importa lo más mínimo y no se pone como una fiera. Claro está que no es nacionalista.

Miguel A. R. Vacelar dijo...

Lo de Pepe Luis ya se me ocurrió a mi nada más terminar el programa! jejejeje.

Tranquilo amigo Alberto, estas aun más crispado que yo anoche cuando escribí mi entrada, y te garantizo que eso es francamente dificil... Ese tipejo ha logrado sacar de sus casillas al más moderado.

Pero te corrigo. A este tipejo no debemos estudiarlo en la Facultad de Derecho... debería de estudiarse en la tuya, en la de Medicina, porque me niego a aceptar la condición humana de semejante alimaña. No puede ser posible... esto tiene que ser debido a alguna patología...

Un abrazo!*

Alberto Esteban dijo...

Es evidente Josete que tienes razón, yo también siempre he creído que Carod siempr eha dicho lo mismo, el problema es de los que pactan con él y le hacen caso.

Interruptor. Jaja lo de tener amigos catalanes decentes se debe a que tú trabajas... seguro que si fuera Marc nacionalista no os habríais conocido en el trabajo... más que nada pq no trabajaría.

Y anda que... Miguel A... nos quieres sobrecargar la carrera con casos de este pelaje... lo meteremos en el famoso cajón de sastre de "enfermedad idiopática". jeje

Saludos

Bl@cK dijo...

Muy buena exhibición de vocabulario. Todos los aspirantes a caudillo son paletos o mentirosos que se esconden de su propio pasado. Solución; que no cobren del erario público y que se les destierre del circo mediático.

El Cerrajero dijo...

Soy Lovila, Calod Lovila.

Agente de su Majestad Impelial Catalo-Montillana.

Súmmum dijo...

Es un provocador, que se rie de todos por lo que mal que funcionan las cosas aquí.

Decentes dijo...

Muy buena entrada Alberto!!!!

Votamos también por bautizar a este impresentable como PEPE LUIS (Pepe suena incluso mucho más ESPAÑOL que Jose)

Un abrazo

Juan dijo...

Dejadlo ya, que empieza a parecer poco serio. Me parece bien discutir sobrelos planteamientos anti-históricos (es decir, contrarios a la verdad histórica) propios del nacional-republicanismo catalán (eran la marca, la frontera con Francia), pero si e llama Josep o Pepe. Y he de reconocer que yo, en mi socialismo, también pensé lo e Pepe Luis, pero entiendo que le molestara.Por cierto,afavor de vuestro argumentario,para que veáis que no soy un rojo peligroso y la gente normal del PSOE tampoco: Carme Chacón, Ministra de Vivienda, dijo el otro día en Televisión: "Mi madre me llama Carme y mi padre Carmen. Y esa es la normalidad con la que se vive en Cataluña".
Juan/Xoan/Joan/Jôao/Jacinto