lunes, 3 de marzo de 2008

Quien hace lo que puede no está obligado a más

Creo sin ninguna duda que Rajoy se ha impuesto claramente a Zapatero en ambos debates electorales. Rajoy sabe de lo que habla, dice las cosas para que se entiendan y tiene razón en lo que dice. Por tanto nadie con un mínimo de cordura puede negar dicho punto.

Creo igualmente que Rajoy sería un excepcional presidente de gobierno. Tiene una gran experiencia, una más que aceptable formación y los colaboradores adecuados. Tiene además un programa de gobierno completo en la mayoría de los aspectos, no así en otros, y creo que es la única opción votable a día de hoy. Creo que sería la única opción capaz de garantizar un futuro sólido para los españoles.

El presidente del gobierno por su parte es una de las personas más peligrosas que un españolito de a pie de puede encontrar en su vida. Carece de la actitud y de la aptitud para llevar las riendas de una nación histórica, y sobre todo en los tiempos difíciles que se avecinan.

Zapatero ha demostrado esta noche que no tiene talla para ocupar el cargo que ocupa. Ha demostrado que no tiene soluciones para los problemas de los españoles y que carece de dignidad y decencia para ocupar el puesto que en otros tiempos ocuparon grandes y brillantes personajes de la historia de España como Maura o Cánovas. Zapatero es un deshonor, un desprestigio y una vergüenza para la historia de España.

Sin embargo el PP no va a ganar las elecciones del domingo. Evidentemente yo votaré al PP tanto por votar en contra de Zapatero como por estar de acuerdo en los temas fundamentales con el programa del PP. Sin embargo Rajoy, como ya dije hace 4 años, nunca pisará la Moncloa como presidente del gobierno.

El problema en España es demasiado profundo. España está demasiado subdesarrollada, demasiado atrasada como para que esperemos que los votantes sean capaces de darse cuenta de lo que a día de hoy le conviene a esta nación. Hoy en España se vota de la misma manera que se hace una quiniela o se elige el número del cupón de la Once: por azar.

Por tanto vaticino sin bola mágica y sin cartas, sino desde la frialdad del análisis político, que el PSOE volverá a ganar las próximas elecciones. Las razones son largas de explicar y requieren otro artículo, pero están relacionadas con lo que acabo de comentar del atraso de esta sociedad, más cercana al Azarías de los Santos Inocentes de Miguel Delibes y al hombre-masa de Ortega. Una sociedad que se merece los dirigentes que tiene, que no dejan de ser la imagen y semejanza de los ciudadanos.

Y sin embargo no puedo dejar de decir que el que hace lo que puede no está obligado a más. Rajoy ha hecho lo que debía, ni más ni menos. Se ha defendido con uñas y dientes, con un programa bastante aceptable, con fuerza y con la brillantez que a uno le otorga la verdad y la razón. Por tanto no es culpa en este caso como en el 93 de la debilidad del PP o de una campaña de perfil bajo, sino del problema innato, incorregible e inextirpable de una sociedad estúpida como es la española.

Y en el fondo me alegro. Agradezco a Mariano Rajoy su esfuerzo por luchar por una España mejor. Pero me alegro profundamente que el maquinista del tren que va a llevar a España al hundimiento definitivo sea Rodríguez Zapatero. Los siguientes 4 años de gobierno socialista van a ser insoportables. España va a contemplar una nueva negociación con la ETA, un infradesarrollo de algunas autonomías, una asimetría descabellada, una radicalidad insostenible y una marginación de los no afines que nos dejará, tarde sí tarde también, con la boca abierta.

No me cabe duda. España va camino de su destrucción, y todo se lo debemos a la izquierda. Pero a mi ya no me preocupa. He llegado a la conclusión de que la utopía es un error. Pensar, creer y confiar en la racionalidad de los españoles es igual que esperar que la Iglesia acepte el uso del preservativo o que el grupo Prisa sea un grupo de comunicación independiente. Voten a quien quieran, mejor al PP evidentemente, pero cómprense un paragüas, porque nos esperan 4 años de diluvio universal y sólo unos pocos caben en el arca.

6 comentarios:

Ramón_Lozano dijo...

yo veo que como gane el PSOE van a ser incapaces de finalizar la legislatura y van a tener que convocar elecciones anticipadas por el descalabro que se avecina, sobre todo si no se gestiona. Al final España será como Italia, incapaces de mantener un Gobierno durante toda la legislatura. En los tiempos modernos sólo con Berlusconi aguantaron los 5 años de legislatura.

Neike dijo...

Esta claro, los inteligentes y buenos españoles votaran al PP. En cambio los malos y antiespañoles votarán al PSOE.

Enhorabuena por tu blog. Es agradable leer analisis políticos tan ecuanimes :)

Harto dijo...

Nos pondremos a cubierto... Quedan 4 días. Estoy acojonado, de verdad...

Piru dijo...

Te veo un poco pesimista, Alberto. Ellos se han encargado, con las encuestas y demás zarandajas, de crear un estado de opinión, y que, si como veo, incluso te afecta a ti, qué no hará con los teleborregos indecisos.

Andrés dijo...

Duro pero justo. Realmente nos espera el 9-M otra cuasi-dictadura. Saludos.

Caballero ZP dijo...

Un debate que gano Rajoy, pero que todos los medios se empeñaron en dar la imagen contraria, hoy he publicado una entrada donde se demuestra el tongo.
Saludos