viernes, 28 de marzo de 2008

¿Una nueva conspira-Ansón?

Leyendo esta mañana el artículo diario de Luis María Ansón en el diario digital El imparcial, he sentido un gran bochorno. Nunca me ha gustado Ansón, ni su forma de escribir, ni las cosas que dice, pero entendía que era un personaje de relevancia periodística que no se podía obviar. Sin embargo el artículo de hoy sólo me permite decirle a Ansón que va siendo hora de retirarse; no vaya a ser que acabe haciendo el ridículo como Luis del Olmo o José María García.

El artículo en cuestión es el siguiente:
Alfredo Pérez Rubalcaba es el político de más densidad con el que cuenta José Luis Rodríguez Zapatero. Es un hombre curtido, flexible, sagaz, que aprendió junto a Felipe González la visión de Estado. Ha frenado muchas ocurrencias de Zapatero I el de las mercedes. Sería un mal para España si decidiera retirarse por cansancio. Su presencia en el ministerio del Interior es garantía de eficacia y de buen sentido.

Rubalcaba llegará hasta el límite, como le ocurrió al Bono ministro, para seguir la política de Zapatero. Pero el presidente encontrará en él freno y sensatez si pretende dar continuidad a su proceso de rendición y embustes ante Eta. Bono palió en la parte que pudo los despropósitos del Estatuto concedido por la gracia zapateril a Cataluña. Y se fue con dignidad y respeto. Rubalcaba se esforzará para que no se pierda el sentido del Estado al tratar los problemas tan agrios del terrorismo.

Así es que deseo suerte a Zapatero en su propósito de convencer a Rubalcaba para que siga. Frente a algunos ministros de extrema izquierda la moderación rubalcábica balanceará el Gobierno. Ciertamente, algunas posiciones radicales de Zapatero han producido una hemorragia de votos que ha sangrado a la ultraizquierda de Llamazares y Carod Rovira en favor de Zapatero. Pero no se puede hoy presentar uno en la Unión Europea fuera de la moderación del centro izquierda o del centro derecha. Los europeos están por encima de los extremismos. Los españoles también.

Algunos apuntes a este respecto:

1. ¿Rubalcaba aprendió del señor González la visión del estado? ¿Peró Ansón ha perdido la cabeza? O sea, que Rubalcaba, portavoz del gobierno del GAL y de los escándalos de corrupción tiene sentido de Estado... y además aprendido del propio Mister X. Y dice Ansón que ha frenado muchas cosas que quería hacer Zapatero...

2. "Sería un mal para España si decidiera retirarse por cansancio. Su presencia en el ministerio del Interior es garantía de eficacia y de buen sentido". ¿Eficacia para qué?¿Para negociar con la ETA? Y dice que sería malo para España... ¿Pero Ansón lee los periódicos? Increíble.

3. "El presidente encontrará en él freno y sensatez si pretende dar continuidad a su proceso de rendición y embustes ante Eta". ¡Pero si Rubalcaba ha sido el principal artífice de esa negociación! ¿Se imagina alguien a Zapatero diciéndole a Rubalcaba: Anda Alfredo, déjame negociar con la ETA... y Rubalcaba: no José Luis, que eso no es bueno para el estado...?

4. "Así es que deseo suerte a Zapatero en su propósito de convencer a Rubalcaba para que siga". Sí sí, esto lo ha dicho el que fuera casi mítico director de ABC, el diario de la derecha española por excelencia. Y este señor es el que fundó La Razón... Yo también le deseo suerte en su jubilación.

Conviene no olvidar los antecedentes de este señor, que entró de mano del PRISOE en la RAE y que se dedicó durante un tiempo a criticar a los periodistas independientes. Todo ello para eso mismo, para obtener su propio beneficio. Es tiempo de jubilarse, Luis María.

7 comentarios:

Ramón_Lozano dijo...

Pues yo creo que el anàlisis global de Ansòn es correcto. Para mi Rubalcaba es uno de los ministros màs listos del Gobierno actual y a pesar de que ha estado metido en todos los fregados tiene un concepto claro de Spagna (perdon por la escritura, pero es un teclado italiano) y aun siendo un tipo socialista hasta la médula es menos radical que su jefe, Zapatero. A pesar de que como votante del PP no me guste Rubalcaba, reconozco que es uno de los ministros màs vàlidos y, al igual que como dice Ansòn, creo que ha parado los pies en ciertos aspectos a Zapatero. Y de hecho me alegro de que haya sido él el encargado de negociar con ETA pues si hubiese sido otro esto podria haber acabado mucho peor.

Y si como dices él fue portavoz de quien intentò exterminar a los etarras, dificil serà que ahora se convierta en su mejor amigo, aunque suene fuerte.

Alberto Esteban dijo...

El problema es que estás dando crédito a un señor, o en este caso a dos, que no son más que dos serviles del Prisoe y que uno de ellos tiene un pasado terrible.

Ya sé, porque lo hablamos en una ocasión, que estás de acuerdo en que se crearan los GAL. Pero yo, más allá de consideraciones éticas, no creo que aquellos gobiernos quisieran acabar con ETA. Ningún gobierno quiere acabar con ETA, puesto que hay mucho dinero detrás de la lucha antiterrorista... y mucha gente dejaría de vivir bien si desapareciera.

Saludos

Andrés dijo...

Cuando puedas pásate por nuestro blog.

Natalia Pastor dijo...

Hay personas,Alberto,que no saben retirarse a tiempo,reconocer que su época pasó, hacer mutis y salir con una reverencia.
Da lástima ver como en el ocaso de sus carreras,parecen una mofa de si mismos,una burda caricatura.

Atril sin Zeta dijo...

Es cierto que este artículo descoloca un poco, sagaz si que es pero flexible y visión de estado? pues va ha ser que no! el portavoz de los GAL, XD.
pásalo!

Andrés dijo...

Yo creo que Ansón debería volver a los concursos de Miss España como jurado. ¿No crees?


Saludos.

Republica Rojigualda dijo...

Yo estoy con Andrés. Se le da muy bien decir eso de "son todas las que están, pero no están todas las que son". El problema es que ya ni siquiera son todas las que están.

Ansón está gagá. Lleva muchos años estándolo. Como cuando dijo que había que los periodistas querían echar a Felipe no por los GAL y la corrupción, sino porque 14 años eran muchos, o cuando denunció una "conspiración republicana" de Gª Trevijano y Federico entre otros para poner al príncipe de rey y después echar al príncipe y proclamar la república con Gª Trevijano de presidente.